Posicionamiento SEO y SEM: Diferencias

¿Quieres aumentar tu tráfico web y llevar más clientes potenciales a tu página? Para ello hay dos conceptos del marketing online que debes dominar: el posicionamiento SEO y SEM. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre ambos términos? Lo cierto es que aunque en muchos casos se confundan, son cuestiones muy diferentes entre sí. De hecho, aunque ambas técnicas pretenden mejorar la visibilidad de un negocio en Internet para conseguir nuevas ventas o conversiones, su funcionamiento es totalmente diferente. Te contamos en qué consiste cada uno y cómo conseguir los mejores resultados. 

¿Qué significan las siglas SEO Y SEM ?

Lo primero de todo es conocer la definición de ambos conceptos. 

  • SEO: son las siglas en inglés de Search Engine Optimization (optimización para motores de búsqueda). Hace referencia al  proceso que permite mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores. Es decir, sirve para aparecer en los primeros puestos cuando el usuario realiza una determinada búsqueda relacionada con el contenido del sitio web. Para ello, hay que aportar información de valor y calidad. 
  • SEM: son las siglas en inglés de Search Engine Marketing. Busca obtener mayor visibilidad mediante campañas de anuncios de pago. Es decir, anuncia los productos o servicios de nuestra web en Google para lograr nuestros objetivos. Siempre incluyen la etiqueta “anuncio”. Por tanto, la persona que accede al buscador es consciente desde el primer momento que alguien ha pagado por estar ahí. 

 

Posicionamiento SEO y SEM: sus diferencias

Como acabamos de ver, entre posicionamiento SEO y SEM existen importantes diferencias, y no solo en lo que se refiere a su significado. En el siguiente listado, detallamos algunas de las más importantes.

  • Los costes: 

Si bien el coste de hacer SEO implica una inversión en expertos en posicionamiento y en contenido optimizado que pueden estar en nómina o ser una empresa externa, el coste del SEM es mayor. A este gasto hay que sumar además un presupuesto de publicidad para invertir en las pujas por las palabras. 
 

  •  Los tiempos para obtener resultados: 

El posicionamiento SEO requiere de una estrategia en el medio-largo plazo para dar resultados. Deben pasar al menos unos meses para ver el rendimiento, y este tiempo variará en función del nivel de competencia del nicho en el que nos queramos posicionar. 

En cambio, un plan de campañas SEM puede ofrecer resultados desde el primer día, aunque para conseguir la mayor optimización se requieren semanas o meses dependiendo de la cuenta.
 

  • El tipo de estrategia: 

Para un plan de posicionamiento SEO y SEM, en el caso de Orgánico se requiere de una auditoría previa de la página web, de un análisis de la competencia, del estudio de las mejores palabras claves para nuestro negocio  y  de un trabajo de generación de contenido con el que posicionarlas. 

A diferencia de SEO, en el posicionamiento SEM la estrategia se basa en el estudio de las palabras clave por volumen y por coste. Se analizan aquellas que se consideran mejores para posicionarse y convertir dentro del presupuesto publicitario del que se dispone para pujar por ellas. 
 

  • La visibilidad: 

El posicionamiento SEO no permite garantizar la mejor posición en los buscadores.  Aunque  cuentes con un buen equipo de posicionamiento SEO que conozca bien las diferentes variables y los cambios de algoritmo y sea capaz de realizar una estrategia bien enfocada, Google modifica periódicamente su manera de ordenar resultados y tu posición no es fija. 

En el caso del posicionamiento SEM, si se dispone de un buen presupuesto y se trabaja, tanto en la calidad de la página de destino como del anuncio, sí se puede optar a mantener las primeras posiciones. Lo que no podrás garantizar tampoco es una en concreto, ya que los demás anunciantes también compiten. 
 

  • El tipo de contenido: 

El SEO se basa en crear contenidos que aportan valor y calidad. Google valora que sean contenidos muy completos, con un tratamiento de la  información muy cuidadoso y en formato largo o extenso. 

Mientras, en el SEM dispones de anuncios con un número muy reducido de caracteres, con los que debes ser capaz de atraer la atención del posible cliente.
 

Importancia del posicionamiento para las empresas

En la actualidad Internet es la principal fuente de información, donde millones de usuarios acuden en busca de respuestas.  Por este motivo es imprescindible estar presente en la red y contar con una buena estrategia SEO y SEM que garantice tu visibilidad ante los consumidores. 

El éxito de un negocio online se produce cuando empieza a llegar tráfico a la web. Se consigue con las visitas de los internautas y, normalmente, son las webs con más tráfico las más exitosas y rentables, económicamente hablando. Es por ello por lo que un buen posicionamiento SEO y SEM se presuponen las claves para llevar a buen puerto una empresa online.

 

Ventajas del posicionamiento orgánico en buscadores (SEO):

 

  • Alta rentabilidad a largo plazo: una vez que logres posicionar tus palabras clave correctamente, el mantenimiento y la optimización del contenido será suficiente para mantenerte en las primeras posiciones SEO de búsqueda. 
  • Atrae tráfico cualificado: al posicionar la web por las palabras claves que definen nuestro producto o servicio, el tráfico SEO que logramos es de calidad. Nuestra web responderá a la búsqueda de los usuarios, y por tanto, se verán cumplidas sus expectativas.
  • Los usuarios hacen click más fácil en los resultados orgánicos: está demostrado que los usuarios hacen click más fácilmente en los resultados orgánicos (los que hemos conseguido de forma natural gracias al contenido) que en los anuncios de Google. 
  • La inversión es estable: tus gastos serán el de las tarifas por posicionamiento SEO de la empresa que contrates para la creación de contenido, que será estable e independiente del número de visitas. 

 

Ventajas del posicionamiento de pago en buscadores (SEM):

 

  • Rentabilidad a corto plazo: con una campaña SEM bien planificada pueden obtenerse resultados desde el primer momento. 
  • Permite posicionar un número ilimitado de palabras clave: las palabras claves deben responder lo mejor posible a lo que realmente ofrece la empresa para que las visitas sean rentables, pero puedes posicionar todo el número de palabras que consideres oportuno. 
  • Permite crear campañas específicas: dependiendo a qué página de nuestra web queremos enviar el tráfico, podemos crear campañas específicas para cada una de ellas. 
  • Posibilidad de segmentar: es posible hacer campañas que sólo aparezca en los resultados de búsqueda de nuestro público objetivo y segmentar, por ejemplo, por edad, sexo o localidad. 
  • Es posible estimar resultados: en función de la inversión y el coste por click de cada palabra clave de la campaña, podemos pronosticar los resultados o visitas que alcanzaremos.

 

Cómo aplicar el Posicionamiento SEO y SEM:

No es un hecho excepcional que al comenzar un proyecto de posicionamiento SEO y SEM se tenga la idea de que, si no se dispone de un presupuesto elevado, se ha de elegir si los recursos se dedican al posicionamiento web natural o a la publicidad en buscadores . Sin embargo, combinar ambas disciplinas dentro del plan de marketing de la empresa es la opción más acertada para cualquier tipo de proyecto.

Las estrategias orientadas a aparecer en los primeros resultados de Google de forma natural cuando los potenciales clientes realizan una búsqueda relacionada con los servicios que ofrece la empresa no tienen resultados inmediatos si no que el fruto del trabajo realizado en SEO se obtienen a medio-largo plazo.

Por el contrario, las campañas de publicidad en buscadores consiguen que los mensajes anunciando la empresa se muestren a los usuarios que conforman el público objetivo de la compañía desde el mismo momento que se decide activar la publicación de los anuncios.

No sólo al comienzo de un proyecto las sinergias entre el trabajo realizado en SEO y la inversión en campañas SEM son una combinación rentable para las empresas. Analizando los datos de qué páginas de destino de los anuncios son las que mejores resultados obtienen se conocerá los que más atrae a los usuarios, pudiendo trabajar el posicionamiento natural de éstas a medio plazo. También se puede reforzar las publicidad para palabras clave que son interesantes para el negocio pero para las cuáles no se consigue tráfico procedente de los resultados orgánicos.

Combinando los esfuerzos de posicionamiento SEO y SEM haciendo que las acciones se coordinen tanto en tiempo como en orientación se conseguirá que el rendimiento general del marketing en buscadores sea mayores que si se ejecuta una de las dos disciplinas o ambas por separado.

Ahora que ya sabes qué es SEO y SEM, cuáles son sus diferencias y cómo pueden ambas estrategias ayudarte a mejorar tu visibilidad, en Trazada te lo ponemos aún más fácil. Como agencia de marketing especializada en captación de negocio en Internet, contamos con los mejores profesionales para ayudarte a conseguirlo.   No dudes en ponerte en contacto con nosotros si quieres incrementar el tráfico y dar visibilidad a tu marca. 

 

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

5 thoughts on “Posicionamiento SEO y SEM: Diferencias”

  • Alicia
    04/10/2018

    Interesante, nunca está de más aprender cosas nuevas.

    Responder
  • Beatriz
    05/10/2018

    Buen artículo. Posicionarse bien es fundamental hoy en día.

    Responder
  • Paloma
    06/10/2018

    Sin visibilidad no hay negocio. El artículo lo deja claro y yo lo he experimentado con mi empresa. Buen artículo.

    Responder
  • Agustín
    10/10/2018

    Os felicito. Nunca se aprende lo suficiente, pero el artículo es muy ilustrativo.

    Responder
  • Arturo
    09/01/2019

    Es obvio que hay que estar presente, que el cliente te pueda localizar. Acudir a profesionales que sepan posicionarte es fundamental para la empresa.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *