25
Mar
2020

Estado de alarma: Cómo evitar el colapso en Internet

El estado de alarma por el COVID-19, ha significado para muchas empresas con establecimientos físicos el cese total de sus actividades. Ante una situación insostenible, donde los ingresos se han visto reducidos de forma significativa, la única alternativa para mantener el contacto con usuarios y clientes es Internet. Aquellos que tengan la oportunidad de ofrecer servicios por medio del teletrabajo o simplemente puedan seguir manteniendo la atención de sus clientes por medios digitales, no se pueden permitir el lujo de que se produzca un colapso en Internet. Por ello, vamos a darte algunos consejos para hacer un uso responsable de tus plataformas online.

Evitar el colapso en Internet durante el estado de alarma

El confinamiento al que se ha visto sometida gran parte de la sociedad, ha supuesto un gran incremento en lo que se refiere al uso y el tiempo que pasamos en Internet. Ya sea por ocio o por trabajo, un aumento del 40% del tráfico y más del 50% en el uso de datos, supone hacer visibles las carencias que tenemos en situaciones excepcionales como el estado de alarma. Además, el uso de mensajería instantánea se ha quintuplicado, así como también aumentan las llamadas desde dispositivos móviles. Por ello, es muy necesario empezar a pensar en un uso responsable, para evitar en todo caso el colapso de Internet.

Consejos para evitar el colapso en Internet

Siguiendo el consejo de expertos como creadores de herramientas digitales, operadores de telefonía, etc., vamos a darte algunos consejos para evitar el colapso en Internet. El primero de todos es para aquellos que necesiten descargar o enviar ficheros o archivos con un peso elevado. Se recomienda, utilizar las horas en que se observa menor tráfico. En este caso, hablan de utilizar las horas que van de las 14:00 a 16:00 horas y de las 20:00 a las 8:00 horas.

Igualmente se recomienda utilizar dichas horas para la descarga de archivos por ocio, aunque en este caso, se pide que se evite en la medida de lo posible y si se hace, intentar no utilizar formatos de alta calidad. Por ejemplo, un archivo de vídeo a 720p es más que suficiente para una correcta visualización, igual que ocurre con los archivos de música, donde una calidad de 128 kbps es también más que aceptable.

Cuando consumimos contenidos online, también estamos ocupando ancho de banda y por tanto existe una de perdida de velocidad o bloqueo ante la alta demanda. Es preciso evitar en este caso, resoluciones UHD y utilizar por ejemplo 1080p, que hasta hace muy poco tiempo era el formato habitual con el que visualizábamos contenidos con una calidad óptima.

En lo referente a las herramientas de colaboración en línea, que facilitan las comunicaciones en todos los ámbitos, debemos observar la posibilidad de no utilizar el formato de vídeo. Es posible mantener relaciones con dichas herramientas, únicamente utilizando audio. Son pequeñas medidas que en el ámbito global, aumentan bastante la capacidad para mantener las conexiones a salvo, evitando con ello el colapso de Internet.

Por último, disponemos de otros medios de comunicación para evitar la saturación de los medios digitales. Recordemos las llamadas con teléfono fijo. Ahora que no podemos salir de nuestros hogares, esta medida también supone un alivio para el ancho de banda de que disponemos. Recuerda que Internet en el único medio que tienen muchos negocios para mantener las comunicaciones con sus audiencias. Es totalmente necesario evitar el colapso, durante el tiempo que dure el colapso por el COVID-19.

Imagen: Freepik

¿Necesitas ayuda con la estrategia online de tu empresa?

CONTÁCTANOS

Post your comments here

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies