Estrategia de branding: Qué es y cómo hacerla de forma eficaz

Una estrategia de branding efectiva te desmarca de la competencia y te acerca a nuevos clientes. Sigue leyendo porque desde Trazada queremos contarte todas las claves para dominarla a la perfección:

¿Qué es una estrategia de branding?

El branding o imagen de marca es la forma en que los consumidores, o posibles consumidores, perciben a tu marca y los valores que representa. 

Hoy en día existen muchísimas firmas en casi todos los sectores y construir una buena imagen de marca es la manera más eficaz de desmarcarnos de la competencia y ganarnos un hueco en el corazón del cliente, lo que no solo ayuda a que te elijan, sino también a que se queden contigo.

 

Cómo llevar a cabo una estrategia de branding de forma eficaz

Una estrategia de branding eficaz es aquella que logra transmitir con éxito los valores de tu empresa, llegando a la mente consciente e inconsciente del consumidor, logrando así que compre y desee volver a hacerlo en el futuro.

Los pasos imprescindibles para una estrategia de branding eficaz

  • Define objetivos
  • Identifícate
  • Se diferente a la competencia
  • Fidelidad a la estrategia de branding
  • Promociona

1- Define los objetivos, personalidad y valores de tu marca:

O lo que es lo mismo, la esencia de tu firma. Si por ejemplo vendes ropa deportiva, no conviene centrar solo tu marca en qué vendes ropa deportiva, pues ya hay cientos de firmas haciendo lo mismo. 

Si en lugar de esto, identificas como tus valores: la superación diaria, el cuidado de la salud y la integración de diferentes colectivos al mundo del deporte, estarás dotando a tu marca de un alma, que luego te será más fácil promocionar a modo de diferenciación.

2- Identifica tus colores corporativos, logo y otros elementos físicos:

Podríamos decir que una estrategia de branding eficaz se compone de cuerpo, alma y promoción. Al identificar los valores y filosofía de tu empresa estás dotándola de un alma, de una esencia única. 

Cuando creas e identificas tu logo, colores corporativos y otros elementos tangibles estás formando “el cuerpo” de tu marca, aquellos elementos físicos y fáciles de percibir por los sentidos que el usuario puede relacionar contigo

3- Diferénciate de la competencia:

Es muy importante que a la hora de crear tu estrategia de branding seas capaz de encontrar tu valor diferencial, es decir, aquello que te desmarca por completo de la competencia (y ojo, aquí no conviene que sea el precio). 

Algunos ejemplos pueden ser el trato que das a tus empleados, tu compromiso con alguna organización benéfica o una diferencia sustancial del producto (por ejemplo, ofrecer alternativas veganas si tienes un restaurante…).

4- Mantente fiel a tu estrategia de branding:

El efecto exposición nos dice que cuanto más vemos algo (ya sea un producto, marca o persona) más fácil nos es recordarlo y más atractivo nos parece. Por esa razón, es fundamental ser fiel a tus valores y a tus colores corporativos

¿Puedes realizar cambios? 

Por supuesto, todo el mundo va puliéndose y mejorando con el paso del tiempo, pero no conviene cambiar demasiado a menudo.

5- La promoción en tu estrategia de branding:

El quinto paso de tu estrategia de branding es crear métodos de promoción en sintonía con tu imagen de marca. 

Si, por ejemplo, tu empresa está muy comprometida con los jóvenes, puede ser buena idea usar TikTok como herramienta de promoción, puesto que es donde suelen estar las personas más jóvenes. Otra idea es diseñar anuncios emocionales centrados en TUS valores únicos, además de mantener siempre el mismo estilo, colores y tipografía en todas tus promociones. 
Crear una estrategia de branding eficaz es todo un arte que debe llevarse a cabo en el día a día. Si quieres saber más, puedes contactar con nuestra empresa de marketing digital, para diseñar juntos una estrategia de branding que te ayude a prosperar.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.