2015 - Agencia de Marketing Online: Trazada

El valor SEO de los enlaces temáticos

Uno de los factores reconocidos a nivel SEO o lo que es lo mismo para que nuestra empresa sea encontrada por los usuarios en Internet es la cantidad de enlaces entrantes que recibe un espacio web. Estos son de alguna manera votos de popularidad que les sirven a los motores de búsqueda para clasificar la información. Concretamente, los enlaces temáticos son aquellos que dan información acerca del tema o información de nuestro site y ayudan a establecer el espacio semántico a nuestro contenido. A continuación, desgranaremos el valor SEO de estos enlaces temáticos.

Como hemos comenzado a explicar, este tipo de links explica de qué trata una web. Asimismo, hace referencia a un campo temático de forma más o menos amplia y concreta -a través del artículo desde donde se enlaza, anchor text y de la URL de destino- las palabras clave que definen al site enlazado. Por ello, da datos de relevancia a los buscadores, con los cuales podrán hacer conclusiones y utilizarlo de cara al posicionamiento.

¿Qué valor añadido aportan los enlaces temáticos?

El principal valor es la autoridad que ofrece ese enlace en un campo determinado. Para verlo de una forma clara, si varias webs sobre un tema enlazan a nuestro contenido, se considerará a nuestra página como un experto acerca de la materia y esto será recompensado en los resultados de búsqueda.

Sin duda, otros parámetros para establecer el valor del enlace en cuestión serán, como hemos adelantado el anchor text, el título del post donde está el enlace y de la URL de destino. El más importante, ya que su valor está probado, es el anchor text, que cuanto más esté relacionado con los temas que tratamos en la web, mejor, y que siempre debe ser específico temáticamente y no general como “pinche aquí” o “más información”, que siguen siendo muy comunes.

La popularidad y la confianza del site de donde viene el enlace son factores conocidos que afectan al valor del enlace, pero no solo estos elementos son determinantes. La temática es otra de las claves para dar valor al enlace y dependiendo de qué palabras clave tenga el link que nos enlaza de nuevo, podremos tener más fuerza en uno u otro campo. Además, el mundo de los buscadores es cada vez más semántico y afinan cada día más las búsquedas por este tipo de criterios; de ahí su importancia.

Por último, el valor de los enlaces temáticos reside en que por su naturaleza están la mayoría de veces emplazados en un texto y tienen un valor de primer orden, no como así otro tipo de enlaces como los enlaces a pie de página, los de banners o aquellos no relacionados con la temática que está enlazando.

Las necesidades de los usuarios en las redes sociales

Las redes sociales son plataformas que han acercado como nunca antes había sucedido, a las marcas y a sus consumidores. Una oportunidad también para las primeras de llamar la atención de los usuarios, interactuar con ellos y aprovechar la oportunidad de poder hacerles llegar sus mensajes. Pero, ¿por qué siguen las personas a las empresas en estos canales? Según un estudio de Expert Market, centrado en el mercado estadounidense pero valioso porque muestra los intereses de los usuarios, un 71% de los seguidores de las empresas en los canales sociales las sigue por las ofertas y promociones de las que se van a poder beneficiar. A continuación, explicaremos esta y otra de las necesidades de los usuarios en redes sociales.

La realidad es que los concursos o las ofertas lanzadas en las redes sociales se han popularizado y servido para captar la atención de los usuarios. No es nuevo que un aliciente puede ser una buena carta de presentación de nuestros canales sociales. Por detrás, se sitúan la necesidad de los usuarios de informarse acerca de los nuevos productos de las empresas (66 por cierto) y en último lugar, como puente para resolver sus dudas y utilizar estas plataformas como un canal de atención al cliente (en un 49 por cierto).

Por estas dos últimas razones, las empresas deben tener una buena gestión de contenidos en sus redes sociales, que compartan información interesante y útil para sus seguidores, así como estableciendo métodos para resolver dudas, quejas y problemas que los consumidores hayan podido tener con la empresa.

Las redes sociales más utilizadas

La infografía que revela estos datos también pone la atención en las redes sociales más importantes en EE.UU. por visitas, que son en este orden: Facebook, Youtube y Twitter. Así, pone de relieve que en estas plataformas hay una inmensa oportunidad de hacer llegar los mensajes de las marcas y que si se da con el clavo de aquello que buscan los usuarios y se ofrece de forma equilibrada con noticias de la empresa, artículos interesantes realacionados con el sector y piezas de contenido entretenidas y gráficas, se podrá sacar un beneficio de la presencia en las mismas.

En esta cuestión también entra la encuesta realizada para mostrar los datos en la infografía resolviendo que el 46% de los profesionales del sector, la mayoría de los encuestados, cree que el Social Media tiene algún valor, reconociendo sus beneficios pero limitando este a los esfuerzos y a las circunstancias de la compañía. En cuanto al resto de profesionales, un 29% piensa que que las redes sociales son valiosas para las empresas, un 14% que este valor ha sido probado y otro 11% niega el valor de las mismas.

Por último, el informe asegura que el 61% de los consumidores dice que la influencia en redes sociales determina su decisión de compra y que en siete puntos más, la gente revisa Facebook cuando va a comprar un producto. De lo que no hay duda es de que hay muchas personas en las plataformas sociales en busca de información y otras necesidades. Ocupar o no estos espacios tendrá que valorarlo oportunamente cada marca.

 

 

Tendencias en redes sociales para 2016

Las redes sociales cada día se afianzan más en los hogares de las personas de todo el mundo. Por eso, a medida que se van formulando demandas o que se desarrollan las plataformas, van surgiendo novedades que pueden cambiar para siempre la realidad de cada red social. De eso nos ocuparemos hoy, desentrañando las tendencias en redes sociales para 2016. Entre ellas, encontraremos un mayor desarrollo del eCommerce social, implementaciones sociales en dispositivos inteligentes o la necesidad de patrocinar las publicaciones para llegar realmente a la audiencia y sacar el mayor partido de los contenidos.

Una de las novedades que marcarán sin duda el año que entra es la inclusión de un botón de compra en dos redes sociales que si bien no son las más grandes a nivel de usuarios, tienen mucha fuerza comercial gracias a que son muy visuales. Se trata de Instragram y Pinterest. La noticia es que ambas pondrán al servicio de sus usuarios una opción para comprar directamente los objetos que están visualizando, facilitando la compra e innovando en el Social eCommerce. Esto es posible gracias a que las dos plataformas donde se ha implementado esta nueva característica son funcionales, temáticas y se manejan en tiempo real.

Las redes sociales amplían su horizonte

Queda patente que la innovación está presente en el mundo de las redes sociales y ello hará que presenten cada vez más novedades. También se puede ver en la siguiente tendencia: los dispositivos inteligentes serán también más sociales. Ello consistirá en que objetos como puede ser una televisión, un termostato o un reloj inteligente tendrán opciones sociales que podrán mejorar la vida de los ciudadanos.

En cuanto a las realidades que ya venían dándose en las redes sociales y que se mantendrán en 2016, la caída libre del alcance orgánico se mantendrá y las compañías tendrán que buscar soluciones, sobre todo para mantener el engagement y la presencia activa de sus seguidores en sus comunidades. Por ejemplo, en Facebook las impresiones orgánicas se han reducido entre un 45 y un 75% desde el cambio en su algoritmo. Por ello, la solución pasa por contar con un presupuesto destinado específicamente para impulsar la visibilidad de nuestros contenidos, que harán por poco dinero que nuestra comunidad siga muy viva.

Otra clave para mantener el engagement con los usuarios, además de potenciar el alcance, es sin duda crear buenos contenidos. De ahí que el Marketing de Contenidos sea otra de las tendencias ya comenzadas que tienen el reto en el próximo año de consolidarse como una necesidad para las empresas. Líderes del sector como Moz asignan a esta disciplina un puesto importante para dinamizar las redes sociales, pues ante la ingente exposición de los contenidos a los usuarios, se busca destacar, presentar contenidos únicos y de alto nivel y eso solo es posible inviertiendo esfuerzos y dinero.

 

Cómo saber si tu estrategia en redes sociales está funcionando

Si has elaborado un plan para estar presente en las redes sociales, deberías tener previsto en ese mismo documento el análisis de las presencias y la posibilidad de revisar esa estrategia. Porque, aunque valores en detalle qué puede suceder, no tienes control sobre la marcha de tu comunidad en las diferentes plataformas y puede que haya que hacer modificaciones. En las siguientes líneas, veremos cómo saber si tu estrategia en redes sociales está funcionando y cómo hacer para cambiar el rumbo.

Para saber si tu estrategia en redes sociales está funcionando es vital que, como bien deberías haber programado en tu plan de Social Media Marketing, hagas un informe mensual analizando las presencias que tienes en los distintos canales. Este debe mostrar la evolución en los diferentes apartados (la comunidad, la interacción, el alcance o los contenidos) y dar pistas de si las acciones están funcionando o si por el contrario, no se consiguen los resultados esperados.

A continuación expondré varias situaciones claras en las que después de utilizar la analítica web y extraer datos, podemos afirmar que nuestra estrategia en redes sociales no está funcionando.

  • Si la comunidad de fans no aumenta, aunque sea poco a poco
  • Si los contenidos apenas reciben interacción y en caso de hacerlo, solo esporádicamente
  • Si tras esfuerzos de diverso tipo, el alcance cada vez es menor
  • Si los contenidos nunca se comparten
  • Si se reciben comentarios negativos
  • No consigues lograr el objetivo que tienes marcado para tu marca

Si los informes de rendimiento que realizas te indican que estás en alguna de estas situaciones, debes modificar de alguna forma la estrategia que tenías pensada para los perfiles sociales donde estás presente y valorar con el tiempo si así, mejoras a la hora de conectar con la gente, que es lo más importante. Para ello, además, tienes que valorar cada canal como un site independiente, pues como ya sabrás cada red social funciona distinto, con sus propios códigos, trucos y reglas.

Por último, os daremos algunas ideas para arreglar los posibles problemas que se han presentado en tus redes sociales. La comunidad, tanto en Facebook como en Twitter, crece lentamente si el proceso es natural, por lo que debemos pensar en estrategias para que aumenten potenciándolo nosotros. En Twitter es más fácil, siguiendo a quien creemos que forma parte de nuestro target y también mencionando a otras cuentas; en Facebook sobre todo, compartiendo también publicaciones de terceros y citando la autoría. En caso de que por estos medios no funcione, se puede evaluar también invertir en publicidad.

Por otro lado, si la interacción es baja, a pesar de que el alcance se mantenga en buen nivel, es que el contenido no emociona o hacer reaccionar al público. Para solucionar esto último, debemos potenciar la identificación en el contenido, así como compartir más imágenes o vídeo, que suelen fomentar la interacción. También debemos, sin duda, hacer que nuestras acciones y nuestros esfuerzos se centren en alquella acción que queremos que los usuarios realicen.

 

Pasos para una arquitectura web efectiva y que favorezca al SEO

El SEO son todas aquellas técnicas que nos permiten posicionarnos mejor en los buscadores, por lo que es determinante a la hora de llegar a los usuarios que bucean a diario en Internet. Una de las claves a la hora de hacer que nuestros contenidos encuentren un buen lugar en Google, el buscador rey, es la arquitectura web, que no es otra cosa que la disposición de la información a lo largo del espacio digital que ocupa. A continuación, veremos los pasos necesarios para que esa arquitectura web sea efectiva y favorezca al posicionamiento de la marca.

¿Qué hay que tener en cuenta en la arquitectura web?

Para comenzar, la disposición de la información debe tanto organizar el contenido de cara a mostrarse de forma comprensible para los bots de Google, como facilitar la experiencia de usuario al consumidor que entra en busca de un producto o servicio. Por ello, debemos pensar en nuestro negocio, las palabras clave principales y su relación con los demás conceptos para encajarlos de forma efectiva.

Para ello, hay que tener en cuenta que una buena arquitectura web mejora el rastreo de la misma. Esto es porque las arañas de rastreo de Google tienen un tiempo determinado para analizar la información que está observando y si la estructura es sencilla, podrá llegar a más páginas para explorar. Dicho de otro modo, el buscador no llega a muchas páginas de un site porque la estructura es un caos y no facilita el acceso a las mismas.

Consejos prácticos para una arquitectura web efectiva

Por otro lado, los expertos recomiendan que la arquitectura web sea horizontal, lo que supone que no tenga más de tres niveles de profundidad. Con ello, el usuario podrá encontrar cualquier producto que quiera en tres clics como mucho. Si tuviera que saltar de menú en menú demasiadas veces, evidentemente la experiencia sería mucho más farragosa. Asimismo, influirá en la creación de las URLs, otro de los factores determinantes a la hora de posicionar la información, de modo que serán mucho más cortas, potenciando así las palabras clave que contiene y su legibilidad por parte de los consumidores.

Sin duda, otra de las claves son los enlaces internos, que son la vía para llegar de una información a otra y un factor que también utiliza Google para indexar los contenidos. ¿Qué sucedería si una URL no tiene ningún enlace, interno o externo? Pues que seguramente no sea alcanzado por el buscador y no exista para él. Por eso, debemos mantener una lógica a la hora de enlazar y hacer visibles nuestros productos estrella; en la home si hace falta. Además, los enlaces deberían seguir una lógica que dé a entender la estructura de la web y también de cara al usuario.

Por último, debemos pensar que no todo es crear nuevas líneas de contenido y crear páginas, por mucho que vayamos a ampliar nuestro margen de búsqueda. Si el contenido no es totalmente diferente, debemos encajarlo con el ya existente y guardar una lógica que haga más fuerte aquellos términos que queremos que sean relevantes.

Primeros pasos en Marketing de Contenidos

El Marketing de Contenidos es la disciplina que engloba la generación de contenidos por parte de las marcas de cara a captar la atención de clientes y potenciales clientes, pero de un modo no publicitario. Es una de las nuevas formas de llegar a los usuarios y poder así reclamar su atención para los productos o servicios que ofrecemos. En las siguientes líneas, daremos unas pinceladas sobre los primeros pasos que las empresas deben dar en Marketing de Contenidos en caso de convenir que este campo puede darle beneficios.

El primer paso, como se puede deducir en la introducción, es tener un plan. Para ello, es vital conocer las posibilidades que existen en la Red para nuestro negocio y si existen realmente usuarios interesados por las temáticas que tratamos. Una vez que tenemos claro que podemos tener nuestro hueco (sabiendo si se buscan los términos que manejamos, viendo la actividad generada en redes sociales, etc.), también hay que planificar los recursos que estamos dispuestos a emplear, el tipo de contenido que podemos generar o el dinero que estamos dispuestos a invertir para promocionar nuestras publicaciones, para darle relevancia a la publicación donde escribamos o para hacer eventos o promociones especiales.

No obstante, para los primeros pasos, debemos plantearnos qué plataformas nos pueden ayudar en nuestro cometido. Para ello, lo más recomendable es crear un blog y perfiles en las redes sociales más populares (Facebook y Twitter, dependiendo del tipo de producto o servicio que tengamos), siguiendo la línea gráfica de la marca y dedicando tiempo a que sean atractivos.

La plataforma fundamental para el Marketing de Contenidos será el blog, que de una forma directa, útil, permitiendo la comunicación con los consumidores y aportando valor, podrá facilitar un canal sencillo que nos haga llegar a los usuarios. Esa es una de las claves del atractivo de esta técnica, que tiene un coste relativamente bajo, pero habrá que invertir importantes esfuerzos en hacer buenos contenidos, optimizar estos para llegar a más y más gente y ofrecer cosas tan atractivas que los clientes no quieran irse y se queden para siempre con nuestra empresa.

Algunos ejemplos son el blog de La Caixa o un blog que Nestlé ha hecho de forma específica para hablar de la nutrición infantil, ambos escritos para el usuario y con un buen ritmo en la publicación de artículos. Una vez que tengamos establecidos los recursos que podemos emplear, debemos adaptarlos al tiempo que nos llevará realizar contenidos de calidad, fijando así el ritmo de publicación y un calendario editorial constante.

A lo largo del tiempo en el que llevemos a cabo nuestra estrategia de Marketing de Contenidos debemos ir mejorándola, analizando los contenidos que mejor funcionan, los que mayor interés generan en los usuarios y los que llevan a la deseada compra y a las ventas.

Cómo analizar la conversión de mi web

La conversión es el proceso por el que una visita se convierte en una compra. De ahí que al analizar la conversión de una web tengamos que analizar el comportamiento de los usuarios. Para ello, debemos establecer en primer lugar el objetivo, pues puede haber distintas metas a la hora de analizar la conversión. Por ejemplo, se pueden analizar los ingresos, los costes y la fidelización de clientes.

Para ver los resultados debemos establecer unas variables que midan los objetivos que hemos establecido de antemano. Por ejemplo, los ingresos se calcularán cotejando la cantidad de ventas en relación a los usuarios que han pedido información anteriormente; la fidelización se analizará comprobando el comportamiento de las visitas que se han intentado potenciar de cara a la venta los días antes de la compra y viendo si finalmente, llegan a comprar; y la reducción de costes se hallará revisando si hemos aumentado los trámites online.

Otro análisis interesante es ver cómo se comporta el embudo de conversión, esto es, los visitantes en los diferentes procesos que conforman la compra. Una vez que el usuario se ha interesado por el producto y comienza a interactuar con el formulario de compra, se puede extraer información de que en qué momento se produjo el abadono. En análisis servirá para descubrir estos puntos de conflicto y darles solución en el futuro, de cara a poder mejorar el ratio.

También es interesante conocer la conversión de forma segmentada, bien sea por productos o servicios, por tipos de usuarios o por periodo. Pero sin duda la primera es la más necesaria, ya que nos dará un comportamiento diferente para cada objetivo del consumidor. La clave es que de ahí podamos extraer información para la optimización del proceso de conversión, a nivel de arquitectura, diseño y usabilidad.

Por último, hay que analizar los efectos de las campañas de marca realizadas al margen de otras para potenciar la conversión, pues pueden estar teniendo efectos muy positivos en los resultados finales, así como dar a los usuarios todas las garantías de seguridad que necesiten para que no tengan ninguna resistencia a la hora de hacer efectiva la compra.

 

Cómo hacer contenido que triunfe

El Marketing de Contenidos se ha convertido en una cuestión muy importante para las empresas que tienen presencia online. Las marcas saben que de esta forma llegan a los usuarios y no solo les convencen para que usen sus productos o servicios, sino que los fidelizan y hacen que estos se conviertan también en embajadores de la marca. De ahí que sea importante que generemos buen contenido y que este llegue lo más lejos posible. En las siguientes líneas, os contaremos cómo hacer un contenido que triunfe y poder potenciar tu presencia en Internet.

En primer lugar, nunca escribas un contenido sin tener algo que contar. Piensa bien el tema que vas a desarrollar; tienes que tener materia de base para luego poder hacer algo bueno. De hecho, hay artículos o post que triunfarán solo por aquello que estés contando. Si es innovador, una noticia no muy conocida o una reflexión propia que no han sacado otros a la luz, podrás tener un gran impacto solo por la materia prima.

Otro tema importante es cómo desarrollar las ideas que tienes. Hay que encontrar un estilo que te defina y mantenerlo a lo largo de las publicaciones; pero su elección no es baladí. Tienes que pensar que lo que hará que el contenido triunfe será aquello que le haga conectar con el lector. De ahí que sean necesarios estos ingredientes a la hora de escribir: una redacción ágil y fresca, contenidos que sean fáciles de leer pero que a la vez traten temas en profundidad y no se queden en la superficie, añadiendo notas de humor y de historias/anécdotas y con un diseño apetecible. Con todos estos ingredientes, seguramente el contenido que estés elaborando trifunfe. Además, la constancia es clave. Si eres capaz de escribir muchos artículos de estas características, seguro que ves las consecuencias y los resultados.

No obstante, hay que ser consciente de que no siempre tendremos ideas para hacer post del mismo tipo. Otro modelo que funciona siempre bien a la hora de triunfar es aquel en el que aprovechamos nuestro conocimiento del tema que tratamos y exponemos nuestra ayuda a los consumidores en relación a lo que están buscando. Por ejemplo, textos sobre cómo elegir la mejor batería para un teléfono móvil o una selección de productos con características y precios. Como actores implicados, podemos utilizar la información que tenemos para mostrarla y hacer de ella un puente que nos haga llegar a los consumidores.

Por último, otro tipo de artículo que triunfará si tienes una buena idea de cómo adaptar tu contenido al modelo serán los formatos que más entretienen: infografías, vídeos o recursos gráficos, sobre todo. Por ejemplo, el canal de Youtube de Red Bull es un buen ejemplo de cómo una marca puede hacerlo bien en este sentido y aprovechar el entretenimiento para generar imagen de marca.

Las ventajas de la publicidad en redes sociales

La publicidad en redes sociales ha irrumpido como un modelo beneficioso para las empresas, debido a varias características que la hacen útil a la hora de llegar a los clientes, además de la gestión que se puede hacer en tiempo real y ampliar así aún más sus efectos. Hoy veremos una a una cuáles son estas ventajas y cómo pueden las empresas sacarle el mayor partido.

En primer lugar y quizás la mejor de todas las ventajas es la segmentación. Esta hace que se pueda llegar a los consumidores que conforman el target de la marca. Las redes sociales por su naturaleza tienen una gran cantidad de datos de sus usuarios (edad, sexo, idioma, datos demográficos, intereses y comportamientos de cada uno de los miembros), por lo que las compañías pueden lanzar sus anuncios sabiendo a qué tipo de usuarios va a llegar y pueden así maxificar el efecto de los mismos, controlando estas variables.

En segundo lugar, otra de las características de este tipo de publicidad que convence a las compañías es la flexibilidad y el ahorro de costes que esto supone. En la mayor parte de las redes sociales, se puede controlar el gasto que hacemos cada día, pudiendo elegir qué presupuesto queremos gastar, cuándo y teniendo la posibilidad de interrumpir el proceso si así nos parece oportuno. Esto supone un avance respecto a las campañas de publicidad convencional y hace que empresas de todo tipo, además, puedan invertir en ello.

El contacto en el momento de la captación con el cliente y la fidelización del mismo son dos nuevas aportaciones que nos puede ofrecer este tipo de publicidad. Las redes sociales, al ser plataformas donde se permite la interacción directa con el usuario, suponen una posibilidad de atención al cliente en tiempo real y esto puede hacer que un consumidor se decante por su producto o servicio. Asimismo, la posibilidad de hacer que este usuario vuelva a recurrir a esta marca se multiplica, ya que esta recibiendo un servicio a medida que funciona bien.

Por ejemplo, la publicidad en Instagram se ve como una alternativa a los anuncios de televisión, ya que mediante los formatos de vídeo de treinta segundos, pueden alcanzar un mayor impacto con una inversión mucho más pequeña. Asimismo, Facebook supone sobre todo para las pequeñas y medianas empresas un canal ideal para su promoción, ya que pueden partir también de una inversión pequeña y adaptada en cada momento a sus necesidades.

 

Consejos para hacer una campaña de Remarketing

En la gran mayoría de sectores económicos, las personas utilizan mucho Internet para ver los precios que se barajan del producto que quieren. También compran en la Red, pero no siempre en la primera visita que hacen y por ello, las páginas que visitan por el camino pierden la oportunidad de la conversión. No obstante, hay un conjunto de técnicas para volver a llamar la atención sobre aquellos usuarios que entraron en un primer momento y no llegaron a comprar, llamadas en conjunto Remarketing y en este artículo hablaremos de consejos para lanzar una campaña de este tipo con éxito.

El objetivo será volver a estar en la cabeza del consumidor y hacer así que este opte por dicha opción. Para ello, lo más habitual es registrar esta actividad y utilizar sus datos para volver a ponernos en contacto con él/ella. Habitualmente, el medio más utilizado es el email, por lo que debemos atender y poner atención en la redacción y formalización de estos. En primer lugar, el asunto, que es la carta de presentación del mismo cuando aún no ha sido abierto, debe ser cuidado y adecuadamente formulado. Utilizar letras mayúsculas, demasiados signos de admiración o reclamos exagerados puede hacer que los usuarios se sientan invadidos y que envien directamente esta comunicación a la bandeja de spam.

Por ello, el asunto debe tener un tono que convenza pero a la vez no sea excesivamente agresivo. Debe también recoger el mensaje en el menor número de palabras posible y si tenemos espacio, poder ofrecer un aliciente al consumidor. Ahí entra otro factor clave como es la personalización. En la oferta que se le envía, debemos hacer una propuesta de acuerdo con las búsquedas que el potencial cliente ha realizado y ayudarle a encontrar lo que quería.

Por ejemplo, si el consumidor estaba buscando vuelos baratos a Nueva York en un determinado periodo y en un rango de precios, debemos hacer una oferta que encaje con estos criterios.

Una vez ya en el email, el usuario debe ser consciente rápidamente de qué se le está ofreciendo y que le interese. Por eso, en unas líneas este mensaje debe ser claro y llegar con el efecto deseado. Una vez que ya hemos captado su atención, debemos incluir una llamada a la acción en las siguientes líneas, siendo claros en la exposición y llevando al cliente exactamente donde podrá hacer efectivo ese ofrecimiento por nuestra parte. Debemos asimismo evitar colores estridentes y ser coherentes en todo momento con la imagen de nuestra marca.

Por último, lo más adecuado es enviar estos emails en varias ocasiones, pues el ciclo de compra del consumidor puede ser diferente a cómo nosotros pensamos que es.