Webrooming Vs. Showrooming ¿Juntos o separados?
aaa2

Webrooming Vs. Showrooming ¿Juntos o separados?

Categorías: Más Marketing

Los hábitos y preferencias de los consumidores cambian al mismo tiempo que avanza Internet, las nuevas tecnologías y las estrategias de Marketing enfocadas a las tiendas físicas y negocios online. Frente a esta continua transformación, surgen varios conceptos como el Webrooming o el Showrooming para definir la forma en que los usuarios adquieren productos o servicios a pie de calle o a través de Internet. La cuestión es si pueden sobrevivir juntos, dentro de las estrategias de un mismo negocio o si es preferible trabajar en un único sentido, en un público orientado al Webrooming o al Showrooming.

Características principales del Webrooming

Los consumidores acostumbrados a la práctica del Webrooming investigan sobre las características de un producto o servicio, encuentran valoraciones positivas o negativas y extraen sus propias conclusiones a través de las opiniones de los usuarios. Todo ello lo llevan a cabo a través de Internet.

Una vez lo tienen claro se desplazan hasta la tienda física para terminar el proceso de compra. Es decir, su Customer Journey finaliza en un punto de venta físico, tras haber recopilado toda la información necesaria vía online.

Además de la venta en tienda física, otra de las ventajas del Webrooming es que los usuarios de Internet que han acabo el proceso de compra y han quedado satisfechos se convertirán en prescriptores de nuestra marca, dejando su valoración positiva en foros y redes sociales de Internet.

Características principales del Showrooming

A diferencia del Webrooming, el Showrooming es una práctica llevada a cabo por determinados consumidores que consiste en la búsqueda de información en un punto de venta físico, para acabar finalizando su compra a través del e-Commerce del establecimiento en cuestión.

Las razones que impulsan a los consumidores a realizar esta práctica son diversas, desde tener la necesidad de comprobar en primera estancia las características del producto que van a adquirir a la posibilidad de encontrar promociones, ofertas o descuentos a través de una tienda en Internet.

Webrooming Vs. Showrooming

Una vez tenemos claros los conceptos es el momento de averiguar si podemos aplicar ambos conceptos en nuestro negocio. Para ello hay que tener claras las variantes que definen al Webrooming y al Showrooming y tener claro que ambos tipos de consumidores se ajustan a las características de la empresa.

En este sentido, queda claro que el consumidor Webrooming le da mucha importancia a las valoraciones de otros usuarios y prefiere finalizar la compra teniendo delante el producto o servicio que desea adquirir, para llevárselo a casa en el momento que estime oportuno.

Por el contrario, el consumidor Showrooming prefiere buscar ofertas en Internet, tras haber comprobado previamente lo que va a comprar. En este caso, al cliente no le importa esperar el tiempo establecido para el envío a casa de un producto o el necesario para la recogida en algún punto de venta físico.

Queda claro entonces que, tanto el Webrooming como el Showrooming son hábitos de consumo que pueden adaptarse perfectamente a aquellos negocios que disponen de tienda física y a su vez un sitio web con e-Commerce. Creando las estrategias adecuadas se puede mantener un perfecto equilibrio para adaptarse a las necesidades de ambos tipos de consumidores.

Imagen: Flickr

Comparte:Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on LinkedIn17Share on Google+0

Sobre el autor:

Miguel Angel Cartagena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

captcha

Please enter the CAPTCHA text

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>