smartphone

smartphone

Los pagos móviles seguirán creciendo los próximos años

Los pagos móviles son desde hace ya un tiempo una transacción asentada en el mundo, pero aún queda mucho camino por recorrer. Según un estudio de la compañía Juniper Research, su crecimiento se fijará en un 40% este año a nivel global, hasta llegar a los 507.000 millones de dólares.

El principal motor de estos pagos son las compras de bienes físicos a través de estos dispositivos. Por eso, la imparable marcha también del sector Mobile influye en el número total de actividad. Durante 2013, el equipamiento móvil de las familias españolas llegó al 100%, un 80% de las mismas ya tiene smartphone, la frecuencia de acceso a estos aparatos fue del 86% y la media de conexión a Internet fue de 2 horas y media, según otro informe de IAB Spain.

No obstante, a nivel mundial, si bien se observa que en muchos mercados las tablets ya superan a los ordenadores de mesa en cuestión de compras de bienes físicos, los smartphones son sobre todo utilizados para informarse y descubrir nuevos productos, pero la compra se realiza en las tiendas físicas.

Concretamente en España, el mercado es muy proclive al desarrollo de los pagos móviles, ya que está en cabeza de la penetración de smartphones en Europa. De hecho, España es a nivel europeo el segundo país en desarrollo de la banca móvil, por detrás de Turquía.

El imparable crecimiento de los beneficios por publicidad en el móvil

Durante este 2013 seguramente hayas leído o escuchado muchas veces que la era post PC ya ha llegado y que los dispositivos móviles son los reyes del mercado en estos momentos. Frente a otros mantras repetidos en el mundo tecnológico una y otra vez pero que no llegan a materializarse, el dominio del móvil frente al ordenador es una realidad palpable en diferentes frentes. No sólo es que las ventas de smartphones y tabletas en todo el mundo sean cada vez mayores mientras la cifra de PC vendidos entre julio y septiembre de 2013 descendió un 8%, acumulando así 6 trimestres consecutivos de caídas.

Con este panorama no es de extrañar que las grandes empresas de Internet estén apostando fuertemente por ofrecer sus productos de forma que sean accesibles desde dispositivos móviles y la publicidad esté adaptada a estos aparatos, haciendo que la cifra de negocio en este sector experimente crecimientos espectaculares.

Uno de los ejemplos más ilustrativos de la creciente importancia de la publicidad en el móvil es Facebook. Los anuncios que la red social muestra a los usuarios que acceden a su plataforma a través de su teléfono o de una tableta es la responsable de casi la mitad de la facturación de la compañía que los ingresos de la compañía hayan aumentado en un 60% respecto al periodo anterior. Para Twitter, los anuncios móviles suponen más de la mitad de la facturación mientras que Google ya genera un cuarto de sus ingresos mediante la publicidad que los usuarios ven en smartphones o tabletas de diferentes sistemas operativos.

Con las previsiones de crecimiento de la inversión por parte de los anunciantes en este tipo de publicidad y la adopción de esta tecnología por un número cada vez mayor de personas tanto en los países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo, no hacen otra cosa que indicar que las empresas dedicadas al negocio de la publicidad móvil tendrán asegurado el negocio para los próximos años.

 

Fuente imagen: gordon mei

¿Hay alternativa a iOS y Android en los móviles?

Los teléfonos móviles inteligentes han supuesto toda una revolución para las comunicaciones humanas y han modificado de forma sustancial la forma en la que personas de todo el planeta acceden a la información. Para muchos habitantes de países en desarrollo, estos aparatos han acercado Internet a su vida diaria y recientemente la cifra de smartphones vendidos ha superado a la de los móviles cuyas funciones no van más allá de llamar y enviar SMS.

Con las ventas de ordenadores, tanto de sobremesa como portátiles, cayendo en todo el mundo, las grandes compañías del sector luchan por hacerse un hueco en nuestros bolsillos. Hasta el momento parece que tan sólo Google y Apple han sido capaces de encandilar a los usuarios pues los sistemas operativos móviles de ambas compañías copan más del 90% de la cuota de mercado de smartphones a nivel mundial. Tres cuartas partes de los nuevos móviles inteligentes que se venden actualmente funcionan sobre alguna de las versiones existentes de Android y que el último modelo de iPhone batió todos los récords al conseguir vender dos millones de unidades en tan sólo 24 horas.

Este dominio del mercado por parte de los dos colosos tecnológicos no ha amilanado a otras compañías que intentan ofrecer alternativas válidas para todos los usuarios. Microsoft sigue trabajando para conseguir ocupar el hueco que Blackberry ha dejado tras el descenso en sus ventas en los últimos años y su alianza con Nokia parece estar dando sus frutos, haciendo que los teléfonos de la compañía finlandesa sean otra vez objeto de deseo para los usuarios.

Dentro del mundo del software libre dos proyectos han acaparado la atención de los medios especializados en los últimos meses, mientras sus impulsores esperan arrebatar un pedazo de tarta a Android. Firefox OS, auspiciado por Telefónica y Mozilla, sale al mercado con precios muy competitivos pensando en llegar a los mercados emergentes mientras que Ubuntu Edge focaliza sus esfuerzos en usuarios exigentes y supeditando su proyecto a la financiación colectiva a través de la red.

El tiempo dirá si alguna de estas alternativas consigue plantar ballata a iOS y Android en el mundo móvil.