publicidad en twitter

publicidad en twitter

Twitter tiene que pedir disculpas por publicar falsos tweets

Utilizar sin su consentimiento a usuarios reales de un servicio para promocionar alguna de sus características no siempre es aceptado de buen grado por aquellos cuya imagen aparece sin haber sido consultados.

En Twitter comprobaron recientemente como los usuarios se toman muy en serio sus derechos de imagen a raíz de un artículo publicado en el blog corporativo en el que se anunciaba un nuevo servicio publicitario que ofrece la plataforma de microblogging. Para ilustrar el funcionamiento de un producto en el que los anunciantes pueden dirigir sus campañas a usuarios que están tuiteando sobre un programa de televisión en concreto, Twitter incluía una imagen en la que se podían ver nombres y fotografías de perfil de usuarios reales como si hubieran publicado tweets válidos para el ejemplo cuando en realidad no lo habían hecho.

Los usuarios cuyo perfil se usó para mostrar esos falsos tweets no tenían conocimiento del hecho y se mostraron realmente disgustados al ser notificados por distintos medios. Tanto @Neil_Gottlieb, @WilliamMazeo como @subhash_tewari mostraron su indignación porque sus cuentas de Twitter hubieran sido utilizadas con fines publicitarios cuando ni siquiera habían hecho los comentarios que se les atribuían.

El revuelo causado por este caso, provocó que la compañía tuviera que pedir disculpas de forma pública a los usuarios y modificara el artículo origen de la polémica, en el que ahora se puede leer que cometieron un error al simular mensajes que estas tres personas nunca habían emitido para ilustrar su nuevo producto publicitario.

 

Fuente de la imagen: Jennie

Publicidad encubierta en Internet, ética y legalidad

Hace unas semanas una campaña puesta en marcha por Danone para promocionar sus yogures helados generó una gran polémica entre todos aquellos relacionados de una u otra manera con el mundo de la publicidad y el marketing.

La campaña, etiquetada con el hastag #porfincalor, consistía en la publicación de mensajes en Twitter por parte de un grupo de personajes conocidos con una foto en la que se les veía con un envase de Yolado. La principal queja de muchos fue que a pesar de tratarse de un mensaje promocional por el que los famosos habían cobrado, no se dejaba claro a los usuarios que realmente se tratara de un tuit patrocinado.

No es la primera vez que existe discrepancia en torno al uso publicitario de los perfiles de personajes conocidos en redes sociales o en blogs. Más allá de la posible ilegalidad de estas prácticas que podrían considerarse publicidad encubierta si consideramos que los medios sociales e Internet sean medios de comunicación, la discusión también afecta a la ética del personaje a la hora de recomendar un producto que realmente no es de su gusto, como en el reciente caso del tenista David Ferrer en el que se podía comprobar que su tuit sobre las maravillas del nuevo teléfono de Samsung estaba siendo publicado desde un iPhone.

Un aspecto más a tener en cuenta cuando se habla de regulación de estas prácticas es si el usuario medio.

Twitter y televisión, un matrimonio bien avenido

Los grandes grupos de comunicación han intentado en varias ocasiones que los espectadores de televisión pudieran participar activamente en las emisiones. Finalmente, la popularización de Twitter ha conseguido que los programas de televisión pasen de verse de forma pasiva en el salón de casa a que sean comentados por la audiencia de forma global en directo.

Según Nielsen, uno de cada tres usuarios de Twitter utiliza esta red social de forma habitual para compartir con sus seguidores las opiniones sobre aquello que ve en la televisión. Esta tendencia es global y llega hasta el extremo que las menciones a un determinado programa en la red de microblogging son utilizadas como un indicador más al calcular los datos de audiencia.

En Twitter saben que su alianza con las televisiones es clave para rentabilizar la plataforma. Por ello, parte de los esfuerzos de la compañía se centran en desarrollar nuevas características que las cadenas puedan aprovechar para conectar con las audiencias. Así, no sólo se ofrecen guías específicas para que los responsables de programación sepan cómo estimular a los espectadores para que opinen en Twitter sobre los espacios televisivos si no que en los últimos meses han anunciado nuevas maneras en las que relacionar la pequeña pantalla con la red social.

“Amplify” es un proyecto en fase beta puesto en marcha con la colaboración de varios grupos de comunicación en Estados Unidos que utiliza clips de vídeo como herramienta de promoción en Twitter. Así, cuando un tuit incluya un vídeo sobre noticias o deportes éste puede ir precedido de un pequeño clip en el que se promocione una película o un programa de televisión como en este ejemplo en la cuenta oficial de la NBA.

Otra de las novedades recientemente presentadas por Twitter da la posibilidad a los anunciantes a realizar un seguimiento de los usuarios de la red social que hayan visionado los anuncios emitidos en televisión. El sistema detecta de forma automática en que momentos aparece el spot y lo relaciona con los usuarios que momentos antes han comentado sobre el programa en cuyo intermedio se emitió la publicidad. De esta manera, el equipo de marketing de la marca puede detectar de forma más sencilla el sentimiento de la audiencia hacia el anuncio.

Es probable que en los próximos meses conozcamos nuevas estrategias que vinculen la compañía de Dick Costolo con la televisión pues ambos medios parecen complementarse muy bien.

Lead Generation Cards, el nuevo formato publicitario de Twitter

Lead Generation Cards, el nuevo formato publicitario de Twitter

Hace unas semanas, los responsables de Twitter presentaban una funcionalidad destinada a que las empresas que apuestan por la plataforma en su estrategia de marketing puedan sacar más partido de la comunidad creada en ella. Las “Lead Generation Cards” son un tipo de tarjetas que hace posible que los tweets publicados integren ofertas y descuentos destinados a los usuarios de Twitter. Para poder acceder a la oferta, los interesados sólo deben expandir el tweet dentro de su timeline y hacer click en el botón que aparecerá al final del mismo. A continuación, el formulario de la promoción se rellenará automáticamente con su nombre, nick de Twitter y dirección de correo electrónico sin que tenga que preocuparse de nada más.

Algunas empresas como New Relic, Full Sail y Pricelin han participado ya en la fase de pruebas de esta nueva funcionalidad. Tras los resultados obtenidos en la fase beta, las compañías aseguran que el rendimiento de este tipo de acciones ha sido elevado y el coste por cada lead fue inferior comparado con otros formatos de marketing online.

Por el momento, este producto publicitario sólo está disponible para algunas grandes empresas de Estados Unidos seleccionadas por Twitter pero, según la propia compañía, es probable que se habilite la posibilidad de utilizar Lead Generation Cards en los perfiles de negocios de todo el mundo en un futuro cercano.

Twitter permite gestionar los anuncios desde apps de terceros

Los responsables de la compañía de microblogging siguen apostando por un modelo de negocio en el que los usuarios no tengan que pagar por el uso de Twitter y que sea la publicidad la que financie toda la plataforma. En su camino para rentabilizar el servicio, son varios los productos que los anunciantes tienen a su disposición para poder llegar a los usuarios pero hasta el momento toda la gestión de las campañas era bastante simple y obligaba a un control manual de la misma.

Con el objetivo de que los anunciantes puedan obtener un mayor rendimiento de la inversión realizada en campañas en esta red social, hace unas semanas se ponía en marcha “Twitter adds API”. En periodo de prueba, esta interfaz de programación de aplicaciones permitirá a terceras partes desarrollar software destinado a gestionar de una manera más eficaz las campañas de anuncios en Twitter.

Las principales ventajas de utilizar apps de terceros para gestionar los anuncios en Twitter se basan en poder segmentar de forma más precisa los mensajes publicados para un tipo de público concreto y que esto pueda hacerse automáticamente y no de forma manual como hasta ahora.

En una primera fase, el servicio se ha puesto en marcha con cinco partners escogidos por Twitter: Adobe, Hootsuite, Salesforce, SHIF y TBG Digital que ya han comenzado a ofrecer la posibilidad de probar este nuevo servicio a algunos de sus clientes y así refinar el producto antes de que se abra al público general. Desde Twitter anuncian que los interesados en tener acceso a esta interfaz para el desarrollo de aplicaciones de publicidad pueden cumplimentar la solicitud para participar en el programa.

Con esta nueva API diseñada exclusivamente para los anunciantes, Twitter espera aumentar de manera importante sus ingresos por publicidad al igual que Facebook lo hizo cuando en 2011 lanzó un producto similar.