posicionamiento en Google

posicionamiento en Google

Consejos para aparecer en los primeros resultados de Google

Aparecer en los primeros resultados de Google es una labor que requiere constancia y tiempo para obtener los resultados deseados. La creación y actualización del contenido es vital para mantener activo nuestro sitio web e ir aumentando poco a poco el posicionamiento de forma natural. En este artículo te damos algunos consejos más, para que consigas llegar hasta la primera página de los buscadores, apareciendo en posiciones privilegiadas frente a tu competencia.

Adapta tu sitio web

El primer consejo que vamos a darte es adaptar el sitio web a todo tipo de dispositivos. Hoy día, el internauta es multicanal y puede llevar a cabo una conversión utilizando varios dispositivos en el proceso. Es necesario que tengas una “web responsive”, capaz de facilitar la navegación del usuario en todo momento, satisfaciendo sus necesidades y mejorando su experiencia de navegación para alcanzar el objetivo que nos hemos marcado.

Presta atención a los contenidos

Los contenidos son realmente importantes a todos los niveles. Ofrece información de calidad, presta atención a las necesidades de los usuarios para crear contenido relevante, no cometas faltas de ortografía y redacta los textos para que sean de fácil compresión. Los buscadores prestan atención a todos estos detalles y a cómo interactúa el usuario con dichos contenidos para definir si un sitio web está aportando un valor extra a Internet y colocarlo en los primeros resultados de Google y otros buscadores.

Sigue utilizando palabras clave

Las palabras clave siguen siendo relevantes para el posicionamiento en buscadores. Debes prestar atención en no utilizar siempre las mismas e incorporarlas a diferentes apartados de tu sitio web. Diversifica las palabras clave, utiliza derivados o sinónimos para no ser penalizado por caer en la sobreoptimización del contenido y recuerda no utilizarlas de manera forzada. Cuanto más natural sea su incorporación, mejor serán vistas por los usuarios y buscadores.

El dominio es importante

Si tienes la posibilidad de crear un nuevo sitio web, no olvides que hay cuestiones importantes que afectan al posicionamiento. Detalles como el país del dominio o contratar los servicios por un largo periodo de tiempo (5 o 10 años), le dice a los buscadores como Google donde vas a actuar y que tu intención es hacerlo a largo plazo. Estos indicadores ayudan al posicionamiento, además de observar la posibilidad de incorporar la palabra clave principal dentro del nombre del dominio de tu sitio web.

Las redes sociales también influyen

Los buscadores cada vez prestan más atención a la interacción de los usuarios de las redes sociales con el contenido creado por los sitios web. Compartir información relevante en estos medios significa aumentar el alcance de nuestras publicaciones, lo que significa una mejora del posicionamiento al ganar mayor tráfico y también por socializar nuestros contenidos. A pesar de que Facebook o Twitter siguen siendo muy relevantes, no debemos olvidar Google + al tratarse de la red social del buscador más popular de Internet.

Imagen: Flickr

Posicionamiento orgánico en buscadores: Semántica Vs Keywords

Las keywords o palabras clave han sido una de las piedras fundamentales sobre las que se han apoyado los expertos en SEO desde que se comenzaron a utilizar técnicas para conseguir que una web determinada apareciera en los primeros resultados gracias al posicionamiento orgánico en buscadores como Google o Yahoo.

Durante mucho tiempo la clave para que un proyecto triunfara en Internet estaba en realizar un concienzudo estudio de keywords para determinar cuáles resultaban más interesantes y después optimizar las etiquetas meta del encabezado del site, asegurarse que aparecieran de forma frecuente en el contenido y conseguir enlaces entrantes que utilizaran esas palabras como texto ancla.

Cuestión de algoritmos

Con el paso de los años, los sistemas que utilizan los buscadores para determinar qué sitio web debe aparecer en primer lugar para una determinada consulta de los usuarios han evolucionado y los algoritmos son cada vez más complejos integrando características propias de la inteligencia artificial. Ahora cuando un usuario busca en Google “restaurante asiático” el buscador sabe que no sólo las webs que incluyan estas palabras exactas son las que interesan al usuario si no que los sitios que ofrecen comida china, sushi o especializados en noodles también deben aparecer en los resultados.

Muchas cosas han cambiado ya en la forma de hacer SEO y gran parte de las técnicas que se usaban hace años basadas en optimización de keywords destinadas sólo a los buscadores ya no funcionan e incluso son penalizadas por los buscadores. Aún así, realizar un estudio de los términos más adecuados para el posicionamiento siguen siendo vital para saber hacia dónde encaminar todo el trabajo y la búsqueda semántica actualmente supone que aún cobra más importancia que el contenido de la web esté perfectamente estructurado usando el lenguaje natural, intentando que sea lo más descriptivo posible para que cualquier usuario (y los sistemas de inteligencia artificial) puedan entenderlo.

Técnicas SEO que ya no posicionan en Google

Estamos en el año 2013 y han pasado casi 20 años desde que Sergey Brin y Larry Page fundaran Google. En todo este tiempo, los motores de búsqueda web han sufrido una transformación y sus algoritmos poco tienen que ver con lo que eran en un principio. Por ello, los criterios que los robots tenían en cuenta para ordenar los resultados de búsqueda en los años 90 y la década del 2000 al 2010 no son los mismos que actualmente consiguen que un site aparezca en la primera posición en Google.

Por ello, muchas de las técnicas SEO que los especialistas usaban con buenos resultados hasta hace unos años ya no posicionan en Google ni son eficaces. E incluso pueden derivar en que el sitio web sea penalizado por el equipo de calidad de búsqueda de Google. A continuación, mostramos el Top 3 de las estrategias SEO que están obsoletas hoy en día (aunque muchos se empeñen en seguir usándolas):

  1. Saturación de palabras clave en el contenido de la página. Durante mucho tiempo, los buscadores no eran capaces de identificar sinónimos y por ello cuantas más veces apareciera el término por el que queríamos posicionar, era más fácil que el ranking del site para esa palabra fuera mejor. Hoy en día, lo único que conseguiremos al aumentar la densidad de palabras clave en nuestro sitio es que el algoritmo crea que se trata de una página spam.
  2. Uso excesivo de meta-tags . Una hiperoptimización de estas etiquetas, incluyendo una cantidad grande de términos, es una de las señales que actualmente hacen que los robots marquen una página como de baja calidad.
  3. Compra e intercambio de links. Basar nuestra estrategia SEO en conseguir links entrantes procedentes de portales dedicados a la compra-venta de links es la mejor manera de asegurarse que Google penalizará nuestra web en los resultados de búsqueda.

Estas técnicas SEO no sirven para posicionar debido a la evolución de los algoritmos, de una fórmula más técnica y sencilla a una más compleja y social. Conseguir que un sitio web aparezca entre los primeros puestos de los resultados de búsqueda en 2013 es un trabajo que requiere de esfuerzo a largo plazo, de forjar relaciones y dar prioridad a los usuarios frente a los robots.