pagina web

pagina web

Planificación del desarrollo de un página web

El sitio web es la piedra angular de la mayoría de los proyecto online. Es el centro de todas las acciones de marketing digital y el lugar al que dirigir a los usuarios para que realicen la acción deseada desde un principio.

Que el proyecto en Internet tenga éxito depende en gran manera de que el site sea apropiado para las funciones que deberá cumplir. Para ello, nada mejor que planificar desde un primer momento el desarrollo web del mismo.

La primera fase, muy anterior a empezar el trabajo de desarrollo en sí mismo, es la de plantear las metas que se quieren alcanzar, el público objetivo al que se dirigirá y el mensaje que se quiere transmitir. Sin conocer estas cuestiones fundamentales, es muy difícil que el resultado final sea el adecuado.

Tras tener claros los objetivos, se puede pasar a detallar las necesidades que la web debe cubrir: cómo debe funcionar, en qué tipos de dispositivos y el contenido que se requerirá para hacer llegar el mensaje de la forma adecuada.

A continuación ya es posible comenzar con el diseño del aspecto del sitio web, la colocación de los elementos y a hacer un bosquejo de los contenidos. También se pueden listar ya las condiciones técnicas como servidores o tecnologías que se utilizarán.

El siguiente paso es determinar el plazo total para completar el proyecto y distribuir las tareas que deben completarse de forma progresiva tanto a lo largo del tiempo como entre los responsables de cada área (backend, frontend, contenidos) para que se puedan fijar los plazos de entrega de las diferentes fases del proyecto.

A lo largo de todo el desarrollo, es necesario evaluar de forma periódica los avances realizados para asegurarse de que no hay problemas que puedan retrasar la fecha de finalización estimada en un principio.

La importancia de la velocidad de una web

Los usuarios más antiguos de Internet recuerdan lo que suponía navegar por la red utilizando un módem de 56k y el tiempo de espera que suponía el acceder a sites con gran cantidad de información. Sin embargo, esos tiempos quedaron atrás.

Actualmente, cuando se quiere acceder a una página web normalmente aparece en la pantalla de forma inmediata con todos los elementos bien presentados y cuando esto no ocurre a la velocidad esperada, el usuario tiende a abandonar el site en busca de otro más rápido.

La web y su velocidad de carga

La velocidad de carga de una página web es un factor determinante para la usabilidad de la misma e influye de forma directa en la rentabilidad de un proyecto online. Por ejemplo, en Amazon un retraso en la carga de la página de tan sólo una décima de segundo hace que los ingresos disminuyan en 1%.

Afecta al SEO

El tiempo que tarda un site en presentar la información también es tenido en cuenta por los algoritmos de los buscadores para determinar la calidad del mismo. Si los robots de Google no obtienen respuesta del servidor tras un tiempo determinado, no indexará el contenido y el sistema le asignará menos importancia a esa página, repercutiendo de forma negativa en el posicionamiento de la web.

De forma general, el tiempo máximo recomendado para la carga total de la información es de 4 segundos, aunque si éste se reduce, mejorarán los resultados del site y se incrementará el porcentaje de conversiones finales.

¿Cómo mejorar?

Hay varias medidas que se pueden tomar para aumentar la velocidad de un sitio web, entre las que destaca el comprimir las imágenes para que su peso sea menor y tarden menos en cargar. También es recomendable mejorar el código fuente de la página intentando que sea más limpio y optimizando los ficheros Javascript y CSS. Por supuesto, realizar las acciones necesarias para que el tiempo de respuesta del servidor donde se aloja el site sea el menor posible es fundamental para garantizar el mejor resultado posible.

¿Qué es el Author Rank de Google?

En sus esfuerzos por ofrecer a sus usuarios los mejores resultados posibles ante las búsquedas que realizan, Google busca nuevos indicadores que le ofrezcan señales sobre la calidad y relevancia de los contenidos que se encuentran en la red. Uno de estos nuevos factores que el buscador podría tener en cuenta a la hora de colocar una página web en las primeras posiciones es el que se ha dado en llamar Author Rank o “ranking de autores”.

Este Author Rank no sería más que una forma de saber si un determinado contenido para un sector concreto de conocimiento es de calidad basándose en la persona que lo ha creado. Para llegar a crear una clasificación de autores de los contenidos, Google primero debe poder identificar de una forma clara y sencilla las personas que están detrás de cada una de las páginas que indexa. Por ello, desde hace un tiempo el equipo de calidad de búsqueda encabezado por Matt Cutts alienta a los creadores de contenido a identificar cada uno de los artículos que publican.

La forma en la que el robot del buscador relaciona los contenidos originales con sus autores es mediante la implantación de Google Authorship. Vinculado el perfil en Google+ de la persona que ha escrito el artículo con el contenido concreto, el algoritmo puede comprar de forma sencilla cuál es la respuesta del resto de los usuarios a ese contenido (otorgándole +1 o compartiéndolos con sus círculos) y así poder asignar un valor a ese autor en relación a esas señales sociales.

Aún son muchas las dudas respecto a si este Author Rank está siendo tenido en cuenta por Google hoy en día para posicionar unos sites por encima de otros en los resultados de búsqueda pero la gran mayoría de expertos SEO está ya utilizando el Authorship para conseguir mejores resultados a la hora de atraer tráfico a su web.