online

online

Solo un tercio de las Smart Tvs están conectadas a Internet

Las ventas de Smart TV no han parado de crecer en los últimos meses en España pero a la luz de un estudio realizado recientemente por IAB Spain, no todos los compradores las utilizan aprovechando todo su potencial.

El trabajo, que analiza como las familias españolas usan estas televisiones y el consumo de vídeo online, pone de manifiesto que poco más de un tercio de los televisores con capacidad para estar conectados a la red realmente lo están. Así, tan sólo 3 millones de personas acceden a Internet a través de su televisor y la visualización de contenidos online es tan sólo un hecho ocasional.

El usuario medio de esta tecnología es un hombre joven, con estudios superiores y clase media-alta que lo utiliza principalmente para ver películas, series extranjeras y documentales aunque también accede a aplicaciones de medios sociales, radio online y videojuegos.

De entre las plataformas más populares para visualizar vídeos en Internet, Youtube destaca por delante de las demás (71% de las ocasiones). Tras ella, otros servicios de vídeo a la carta y alternativas como Yomvi de Canal+ o Wuaki.tv, videoclub online propiedad del grupo Rakuten.

En cuanto al pago por contenidos, sólo un 19% de los consumidores ha pagado por acceder a vídeos en la red pero la mitad de los usuarios estaría dispuesto a visualizar publicidad por poder visualizar los clips, siempre y cuando no interrumpan la reproducción.

Un tercio de los hogares españoles tiene televisión con conexión a la red

La empresa de investigación Gfk ha realizado una encuesta a nivel nacional para conocer cómo las familias españolas ven la televisión y cuántas de ellas lo hacen al tiempo que navegan por la red. Las conclusiones se han recogido en un estudio titulado “Mercado y consumidor digital, la vida en multipantalla”.

En el trabajo realizado por la consultora se pone en evidencia que más de un tercio de los hogares en España cuentan con un televisor conectado a lnternet, ya sea directamente o a través de otros aparatos como ordenadores, consolas de juegos, sticks USB, tablets e incluso teléfonos inteligentes.

Según las estimaciones de Gfk, durante el año 2013 se venderán en España alrededor de 19 millones de dispositivos. De éstos, alrededor de 2,7 millones serán Smart Tvs mientras que el resto de las ventas corresponderán a otros aparatos conectables. En los próximos cinco años, la cifra total de estos artilugios se espera que llegue a los 100 millones de unidades. Además, se vaticina que en el próximo lustro se seguirá produciendo la convivencia de las cuatro pantallas (televisión, videoconsolas, tabletas y teléfonos con acceso a Internet) en el salón de los hogares españoles.

A pesar de que la penetración de los televisores y otros aparatos conectados en nuestros país es elevada, la gran mayoría de los usuarios confiesan que no lo suelen utilizar para realizar compras online. De los entrevistados, un 70% utiliza la conexión a Internet en el salón realizando búsquedas para obtener información sobre los productos que desea adquirir frente a un 6,4% que aseguraron haber usado este canal para comprar pero tan sólo un 2% de los consumidores declaró no realizar ningún tipo de investigación antes de completar una compra.

Anuncios dirigidos a usuarios de Facebook en función de sus compras

Hasta el momento, los anuncios en Facebook ofrecían al anunciante una posibilidad alta de segmentación en función de las características demográficas, la situación personal y los intereses de los usuarios pero únicamente si éstos habían aportado esa información de forma directa a través de las acciones realizadas en la red social. La compañía de Zuckerberg ha comenzado a dar los primeros pasos para que las marcas puedan llevar esta segmentación más allá cruzando los datos de los usuarios con las compras que realizan en las tiendas físicas. 

La primera etapa para conseguir la información necesaria que luego podría ofrecerse a los anunciantes fue firmar un acuerdo el pasado septiembre con Datalogix. Esta compañía se encargaría de realizar un seguimiento de las compras offline que se habían producido como consecuencia de una campaña de publicidad en la red social. De esta manera, Facebook no sólo podría demostrar a sus clientes la eficacia de los anuncios si no que obtendría una ingente cantidad de datos relacionados con los hábitos de compra de los usuarios.

A principios de este año, se presentaba en Estados Unidos una nueva herramienta de Facebook destinada a grandes empresas. Con el nombre de “Custom Audiences” esta nueva funcionalidad permite a los anunciantes cruzar sus propias bases de datos de clientes con los datos de usuarios de la red social de manera que la marca puede crear campañas en Facebook dirigidas únicamente a clientes que hayan adquirido un producto en concreto o acudan a los establecimientos un día determinado de forma frecuente.

La combinación de todos los datos recogidos por Facebook sumados a la información procedente tanto del acuerdo con Datalogix como a través de “Custom Audiences” coloca a la compañía de Zuckerberg en una posición muy interesante de cara a ofrecer a los anunciantes la posibilidad de crear campañas con una alta segmentación pero ¿lo verán con buenos ojos los usuarios?