hacer contenidos

hacer contenidos

Cómo hacer contenido que triunfe

El Marketing de Contenidos se ha convertido en una cuestión muy importante para las empresas que tienen presencia online. Las marcas saben que de esta forma llegan a los usuarios y no solo les convencen para que usen sus productos o servicios, sino que los fidelizan y hacen que estos se conviertan también en embajadores de la marca. De ahí que sea importante que generemos buen contenido y que este llegue lo más lejos posible. En las siguientes líneas, os contaremos cómo hacer un contenido que triunfe y poder potenciar tu presencia en Internet.

En primer lugar, nunca escribas un contenido sin tener algo que contar. Piensa bien el tema que vas a desarrollar; tienes que tener materia de base para luego poder hacer algo bueno. De hecho, hay artículos o post que triunfarán solo por aquello que estés contando. Si es innovador, una noticia no muy conocida o una reflexión propia que no han sacado otros a la luz, podrás tener un gran impacto solo por la materia prima.

Otro tema importante es cómo desarrollar las ideas que tienes. Hay que encontrar un estilo que te defina y mantenerlo a lo largo de las publicaciones; pero su elección no es baladí. Tienes que pensar que lo que hará que el contenido triunfe será aquello que le haga conectar con el lector. De ahí que sean necesarios estos ingredientes a la hora de escribir: una redacción ágil y fresca, contenidos que sean fáciles de leer pero que a la vez traten temas en profundidad y no se queden en la superficie, añadiendo notas de humor y de historias/anécdotas y con un diseño apetecible. Con todos estos ingredientes, seguramente el contenido que estés elaborando trifunfe. Además, la constancia es clave. Si eres capaz de escribir muchos artículos de estas características, seguro que ves las consecuencias y los resultados.

No obstante, hay que ser consciente de que no siempre tendremos ideas para hacer post del mismo tipo. Otro modelo que funciona siempre bien a la hora de triunfar es aquel en el que aprovechamos nuestro conocimiento del tema que tratamos y exponemos nuestra ayuda a los consumidores en relación a lo que están buscando. Por ejemplo, textos sobre cómo elegir la mejor batería para un teléfono móvil o una selección de productos con características y precios. Como actores implicados, podemos utilizar la información que tenemos para mostrarla y hacer de ella un puente que nos haga llegar a los consumidores.

Por último, otro tipo de artículo que triunfará si tienes una buena idea de cómo adaptar tu contenido al modelo serán los formatos que más entretienen: infografías, vídeos o recursos gráficos, sobre todo. Por ejemplo, el canal de Youtube de Red Bull es un buen ejemplo de cómo una marca puede hacerlo bien en este sentido y aprovechar el entretenimiento para generar imagen de marca.

Cómo superar el bloqueo en la generación de contenidos

El Marketing de Contenidos es una estrategia que se ha consolidado con la cada vez mayor familiariedad con el mundo online. De ahí que muchas empresas hayan apostado por estas acciones y sus efectos positivos, como son generar credibilidad y confianza en los consumidores y mayor contacto con los potenciales clientes. Hoy os vamos a desvelar algunas tácticas para superar el bloqueo si en un momento dado estamos generando contenidos y nos quedamos sin ideas.

Dedicarle más tiempo

Cuando se arranca una estrategia de contenidos y se tiene claros cuáles son los objetivos, el tono y los temas que se van a tratar, lo normal es que durante un tiempo se creen ideas y escriban contenidos sin ningún problema. Pero tiempo después, puede comenzar a sentirse la sensación de que ya no hay temas que tratar. Pero es mejor enfocarlo de otra manera: hay muchas formas de informar, entretener o mostrar los productos y servicios de la empresa; solo es cuestión de tiempo dar con ello.

Por eso, debemos dedicar más tiempo a analizar el contenido que ya tenemos y cómo darle una vuelta; leer más sobre el sector y también sobre otros sectores (más importante que los títulos son las ideas); o para leer comentarios y conocer las necesidades de los usuarios.

Aprovecha tu propio contenido

A veces, los contenidos que escribimos tan solo son una forma de tratar un tema, pero hay muchas. Por eso, también debemos pensar en los artículos que mejor nos hayan funcionado o sobre todo que mejor cumplen el objetivo de la empresa para reciclarlos y darles una nueva salida. Convertir esos datos en un gráfico, en un artículo en profundidad o en clave de humor pueden ser algunas ideas.

Invertir más

Aunque parezca que pueda no estar relacionado, invertir más en los contenidos que estamos generando puede ayudarnos a sacar mayor provecho de las publicaciones que hacemos y tener nuevas ideas a la hora de crear nuevas propuestas. Equipo nuevo, formas diferentes de presentar el contenido que ha funcionado ya de otras maneras o herramientas que nos ayuden pueden ser algunas soluciones.

Trabaja más los contenidos

A veces, los contenidos que más fácilmente se elaboran son aquellos que escribimos en primer lugar. Por eso, si llegamos a un punto que no tenemos nuevas ideas para publicaciones, podemos pensar en hacer artículos en profundidad. Así, podemos pensar en recopilación sobre textos anteriores, entrevistas, casos de éxito, repasos a periodos de tiempo o comparaciones con épocas de antaño.

Colabora

En ocasiones, se necesita aire fresco en tu publicación. Por eso, puedes invitar a firmas de terceros a participar en ella o hacer un post colaborativo con fragmentos escritos por otros expertos en la materia.