Google Analytics

Google Analytics

Analítica web y dispositivos móviles

Los dispositivos móviles han supuesto una revolución en el mundo online en los últimos años, ya que las visitas recibidas desde los mismos se han disparado por la gran cantidad de terminales existentes y su utilización. Una prueba de ello es que Google reconocerá a las webs responsive una posición prioritaria respecto a otras webs a partir del 21 de abril.

Otros datos, como que las búsquedas móviles han crecido un 400% desde 2010 o que en 2015 cada persona en el mundo tendrá de media un móvil, no hacen sino confirmar esta tendencia. Por eso, es importante conocer la influencia de estos dispositivos en nuestro negocio y para ello, debemos encontrar la relación entre analítica y dispositivos móviles.

Google Analytics: Analítica también para móviles

Utilizando la herramienta más habitual en analítica web, Google Analytics podemos analizar las visitas que proceden de dispositivos móviles (la cantidad total, la proporción sobre el conjunto y el comportamiento de los usuarios que proceden de estos canales).

Para ello, la herramienta tiene un apartado específico llamado ‘Móvil‘, aunque si entramos en su subapartado ‘Visión general’, encontraremos las diferentes visitas de ordenador, móvil o tablet. Cada una de ellas dará cuenta de la información relativa a los usuarios que lleguen por ese canal: páginas por sesión, visitantes nuevos, tiempo en la página, porcentaje de rebote o datos de conversión que hayamos establecido. Además de fijarnos en la calidad de las visitas (que nos harán entender cómo es la visita procedente de dispositivos móviles), lo más importante es si finalmente convierten.

grafico

También se puede filtrar por ‘Dispositivo‘, que nos dará una relación de las marcas de los dispositivos móviles con los que el usuario ha realizado la visita. A menudo, variables como la tasa de rebote son más bajas en gadgets de Apple y muchas veces tiene más relación con la usabilidad del terminal que con la página web. Analizando el resultado en usabilidad y conversiones de los diferentes dispositivos podemos obtener conclusiones para tomar alguna medida en el site.

Todas estas variables han de ser tenidas en cuenta, ya que la optimización del sitio web de cara a dispositivos móviles es fundamental. Entre otros factores, los buscadores ven con buenos ojos las siguientes características de un site: debe ser rápido, que la navegación sea simple, debe ser accesible (que todos los contenidos se reproduzcan), facilitar la conversión, tener la versión móvil adecuada y ser homogéneo. Por ello, hay que prestar atención a cada uno de ellos y proporcionar la mejor experiencia de usuario. Gracias a la analítica podremos ver donde se pueden producir los errores y ensayar una solución adecuada.

Cómo demostrar el valor del SEO con Google Analytics

En los últimos tiempos, el mundo de la analítica ha visto como a raíz de ciertos cambios le ha sido más difícil lograr cierta información acerca de los consumidores que entran en las webs. Sobre todo, respecto a las keywords utilizadas por los usuarios para llegar a determinadas páginas; las conocidas como Not Provided. No obstante, sigue habiendo otros indicadores que nos permiten conocer cómo es nuestra evolución en el mundo online. Hoy veremos algunas formas de demostrar el valor del SEO mediante Google Analytics, análisis que sigue siendo primordial para los diferentes negocios.

Uno de los parámetros más importantes es medir la evolución del tráfico orgánico a lo largo del tiempo. Para ello, lo más adecuado es comparar dos periodos de tiempo iguales y comparar los resultados. Para dividir los tiempos, podemos utilizar como elemento diferenciador un momento en que hayamos implementado cambios a nivel SEO. Esta función se encuentra en la parte superior derecha de Google Analytics, como podemos ver a continuación.

google-analytics

Otro tema importante es conocer qué contenidos has potenciado en la página para saber si están obteniendo buenos resultados. En este cometido, antes tenían un valor muy importante las keywords, pero aunque ahora no se ofrece la información de cuáles han sido utilizadas para llegar a ciertos contenidos, conocemos estos últimos y eso puede darnos pistas sobre qué buscan los usuarios. Para ello, debemos analizar los contenidos en el apartado de ‘Comportamiento’ y observar las palabras clave que están en los contenidos mejor posicionados.

Otra opción para obtener datos sobre las búsquedas realizadas en tu web es sincronizar Google Analytics con Google Webmaster Tools, gracias a la cual se puede acceder a las impresiones para determinados contenidos, clics, etc. Estos informes servirán para complementar la información obtenida hasta el momento.

Por último, además de otras métricas más comunes de cara al SEO, es importante también conocer cómo cambian los gustos de los usuarios. Esta no es propiamente una funcionalidad de Google Analytics pero sí viene bien para complementar sus informes. Se trata de la información de Google Trends, que nos da pistas de si estamos utilizando la palabra clave adecuada. La herramienta muestra la evolución de las búsquedas de determinados términos y nos ofrece también los resultados para dos términos similares.

 

 

 

Analytics se actualiza con nuevos perfiles de usuario

Los datos que Google Analytics proporciona sobre la interacción de los usuarios en un sitio web son de gran utilidad para diferentes tipos de profesionales que conforman el equipo necesario para que un proyecto en Internet obtenga los mejores resultados posibles. Conscientes de ello, los responsables de este producto, uno de los más populares de Google en todos el mundo, hace meses que pusieron a disposición de sus usuarios la posibilidad de conceder acceso a la información de una cuenta en Analytics limitados en función del papel que cumpla el usuario en la organización.

Así, en marzo de este año el dueño de una propiedad en la suite de analítica web de Google ya podía conceder permisos a otros usuarios dependiendo de qué funciones necesiten realizar: ver, editar o manejar a otros usuarios. Sin embargo, muchos de los que trabajan diariamente con esta herramienta habían pedido la creación de un nivel de acceso específico para aquellos usuarios que no forman parte del proyecto de forma directa si no que trabajan de forma externa con él. Por esta razón, recientemente se anunció en el blog oficial de Google Analytics una actualización por la cual se crean perfiles de usuarios de “Colaboración”.

Los usuarios que tengan este nuevo nivel de acceso pueden consultar la información de los informes, su configuración, filtrarlos y crear un activos personales y después compartir los datos y análisis obtenidos con otras personas.

Para añadir nuevos perfiles de colaboradores, un usuario administrador de la cuenta debe acceder a al menú de gestión de usuarios e introducir la dirección del correo electrónico del nuevo usuario seleccionando en el desplegable la opción de permisos para “colaborar” (a los que se añadirán obligatoriamente los de “leer y analizar”).

 

KPIs básicos de Analítica Web

Una vez que tienes instalado Google Analytics en tu web y empiezas a ver gráficos y porcentajes, ¿sabes realmente qué están midiendo y cuáles son a los que tienes que prestar más atención?

KPIs que debes conocer

Lo importante no es tener muchos datos, sino saber interpretarlos, para lo que vamos a explicar los KPIs básicos que tienes que empezar a analizar y que están indicando cada uno de ellos:

  • Visitas: Se trata del número total de veces que los usuarios han visitado tu web. Aquí se cuenta cada visita, tanto si el usuario ha visitado la web anteriormente como si no.
  • Visitantes únicos: Hacer referencia a los usuarios que visitan tu web. Al contrario que en las visitas, si un mismo usuario nos visita varias veces, sólo es contado una vez.
  • Tasa de rebote: Este es un indicador clave y al que hay que prestar una atención especial. Si es elevado, indica que algo no está funcionando bien en la web, como por ejemplo un tiempo de carga muy elevado o que el contenido que se muestra no cumple las espectativas del visitante. Por lo tanto, cuanto más bajo es la tasa de rebote, mejor.
  • Fuentes de tráfico: Para conocer cómo nos está encontrando la gente, este es el informe a consultar. Las fuentes de tráfico se dividen en:
    • directo: Ocurre cuando el usuario introduce directamente la url de la web en su navegador (o lo tiene guardado en favoritos). Un tráfico directo elevado suele indicar un alto grado de fidelización o una gran campaña en medios offline, puesto que los usuarios deben conocer de antemano la dirección de la web.
    • de referencia: Es el tráfico que proviene de otras webs que enlazan a la nuestra. Dentro de este tráfico está el que recibimos de las redes sociales.
    • buscadores: Si los usuarios han llegado hasta la web a través de búsquedas en los principales buscadores, esas visitas se incluirán en esta fuente de tráfico. Además aquí se pueden discriminar las visitas de búsquedas orgánicas (por SEO) de las de pago (por SEM).

Ahora que tienes claro en qué debes empezar a fijarte, recuerda que puedes comparar distintos periodos de tiempo para poder ver la evolución de estos KPIs.