diseñar formularios

diseñar formularios

Formularios de contacto: Cómo aumentar suscriptores

Una de las herramientas más útiles de las que disponemos, para establecer contacto con clientes y usuarios, son los formularios de contacto de nuestro sitio web. Confeccionarlos correctamente es fundamental para lograr las conversiones deseadas. Por ello, queremos darte algunos consejos para aumentar suscriptores, mejorando su efectividad para conseguir las conversiones deseadas.

Utilidades de los formularios de contacto

A través de los formularios de contacto, un usuario de Internet puede llevar a cabo múltiples acciones. Desde solicitar información sobre un producto o servicio o inscribirse a una promoción determinada a registrarse en nuestro sitio web para acceder a descuentos, descargas gratuitas, etc. En este sentido, es vital que el formulario posea unas cualidades para que sean realmente efectivos.

Por qué no son efectivos mis formularios de contacto

Si has comprobado que los usuarios abandonan tu sitio web sin terminar de rellenar el formulario de contacto, es bastante probable que esté mal confeccionado o el usuario desconfíe por los datos que debe incluir en los diferentes campos.

Algunas causas por las que no conseguimos conversiones con los formularios son debidas a los denominados “campos obligatorios”. Algunos datos que consideramos imprescindibles no suelen ser bien vistos por los usuarios. Estos pueden referirse a cuestiones relacionadas con datos íntimos o relacionados con la privacidad del usuario. En el caso de no estar alcanzando nuestros objetivos, deberíamos preguntarnos ¿son necesarios todos los datos que hemos incluido en el formulario o podemos pedir que los incluyan de manera voluntaria?

La mejor opción, teniendo en cuenta las preferencias de los usuarios, es simplificar al máximo los campos solicitados e incluir como obligatorios aquellos que son imprescindibles como el nombre, correo electrónico, teléfono, etc.

Consejos para aumentar suscriptores con los formularios de contacto

Además de simplificar al máximo los campos solicitados, debemos tener en cuenta otros factores que nos ayuden a alcanzar la conversión deseada.

Para ofrecer mayor fiabilidad a los usuarios, resulta imprescindible añadir un apartado que de acceso a la política de privacidad. De esta forma, los usuarios tendrán acceso a toda la información relativa al uso de sus datos personales, ofreciendo mayor confianza y aumentando las posibilidades de conseguir suscriptores a través de los formularios de contacto.

Los usuarios no son muy amigos de las herramientas anti-spam. No es porque no sepan que son o desconfíen de ellos, la cuestión es que es un proceso más por el que hay que pasar previo a la suscripción. De nuevo nos enfrentamos a alargar el tiempo que el usuario pasa rellenando el formulario, exponiéndonos a un posible abandono.

Una buena opción, para conseguir suscriptores de forma rápida y teniendo acceso a todos los datos que necesitamos, es la implantación de un registro a través de redes sociales. Teniendo en cuenta la gran cantidad de usuarios que cuenta con un perfil en Facebook ¿por qué no incluir la opción de “Facebook Connect” como alternativa al formulario de contacto?

Imagen: Flickr

Diseñar formularios web que los usuarios sí completarán

Muchos negocios en Internet requieren que los usuarios cumplimenten formularios web en alguna de las fases necesarias para que éstos sean rentables. Antes de colocar un formulario en tu página, es importante asegurarse que cumple las condiciones necesarias para que los usuarios no decidan abandonar el site y puedan rellenarlo correctamente. Si el formulario no está planteado de forma adecuada, esto provocará que muchos individuos abandonen el proceso, perdiendo así la oportunidad de obtener los beneficios deseados.

¿Qué no debe faltar en todo formulario web?

Lo más importante a la hora de diseñar formularios web es la simplicidad. El aspecto de la página debe ser limpio y sencillo, dejando el espacio necesario entre cada uno de los campos a rellenar para que la pantalla no quede sobrecargada. Se debe buscar la sencillez sin olvidarnos que debe presentar los mismos colores y elementos básicos que el resto del site para evitar que los usuarios puedan pensar que han abandonado el sitio web donde estaban navegando.

Con el objetivo de que el individuo no se distraiga y abandone el formulario antes de tiempo, se debe colocar en un lugar prominente de la página, sin rodearlo de elementos que puedan distraer la atención como pueden ser enlaces hacia artículos, anuncios o imágenes llamativas. El único elemento que se recomienda destacar es el botón de envío del formulario.

Al igual que el aspecto debe ser sencillo, es importante que los campos que el usuario cumplimentará se reduzcan a la mínima expresión. Cuánto más corto sea el formulario, más probabilidades habrá de que lo rellenen. Si no nos queda otro remedio que recoger una gran cantidad de datos, lo más recomendable será dividir el proceso en varias pantallas y mostrar una barra de progreso al usuario para animarle a finalizar.

Por último, es importante explicar a la persona que nos está dando sus datos qué información es la que esperamos que nos dé (con aclaraciones junto a los diferentes campos) y para qué la utilizaremos. No sólo aportaremos transparencia de cara al usuario si no que evitaremos problemas legales en relación a la privacidad.