cookies

cookies

Las dudas que genera la nueva legislación sobre cookies

La nueva legislación sobre cookies aprobada a nivel europeo en el año 2009 con la finalidad de proteger la privacidad de los ciudadanos de la Unión Europea en Internet no fue adaptada a la legislación española y entró en vigor hasta mayo de 2012. En un principio, algunos expertos alegaban que a pesar de que una empresa incumpliera la normativa respecto al uso de cookies en su sitio web no se podría multar pues el procedimiento sancionador no recogía nada al respecto.

Tras la publicación esta primavera de 2013 de una Guía sobre el uso de las cookies editada por IAB Spain en colaboración con la agencia de protección de datos, fueron muchas las empresas que decidieron optar por adaptar sus sitios web para que estos mostraran los avisos pertinentes sobre la utilización de estos archivos para realizar el seguimiento de la actividad de los usuarios en Internet. Parecía que el sector se curaba en salud y evitaba posibles sanciones por no contar con el consentimiento, aunque fuera tácito de los visitantes de la web.

Sin embargo, a finales del mes de agosto, un artículo publicado en su blog por el abogado Pablo Fernández ha hecho saltar todas las alarmas en las industria de Internet en España. En ese post se relataba como la Agencia Española de Protección de Datos había iniciado un procedimiento sancionador contra una empresa por incumplir la Ley de Cookies a pesar de contar con una aviso como los que se proponían en la guía editada meses antes.

Son muchos los empresarios con negocios online que han expresado su preocupación porque esta ley pueda suponer un grave perjuicio al comercio electrónico en España si se confirma la sanción (que podría ser de 30.000 €) pues un gran porcentaje de sitios web españoles estarían incumpliendo la ley y los argumentos de la AEPD podrían llevar a situaciones estrambóticas en las que una empresa sea sancionada por tener una página en Facebook.

Una vez se solvente el procedimiento, se podrá analizar con más detalle todas las repercusiones pero, de momento, las dudas y la incertidumbre han hecho mella en muchos.

Cookies y legislación en Europa

La mayor parte de las ventajas de la publicidad online para las empresas, vienen determinadas por la existencia de las cookies. Estos pequeños archivos que se descargan en los ordenadores de los usuarios cuando navegan por la Red son las que hacen posible que los anuncios en Internet puedan dirigirse a personas que tienen intereses vinculados con un producto o servicio determinado, o que las empresas puedan ofrecer ofertas especiales a aquellos internautas que han visitado su web pero finalmente no completaron la compra.

Los parlamentarios de la Eurocámara llevan tiempo intentando regular de una forma más estricta la forma en la que los sitios web obtienen información personal de sus usuarios y para ello están desarrollando una completa legislación que pretende proteger la privacidad de los ciudadanos europeos en Internet. Fruto de estos esfuerzos por darle la oportunidad a las personas de controlar de forma más eficaz que información sobre ellos circula por la Red, en 2009 se aprobó una directiva relativa a los datos personales y la privacidad en Internet que los países miembros de la UE deberían adoptar en un plazo de dos años.

Dentro de la directiva 2009/136/EC O se puede encontrar un artículo que alude directamente al uso de las cookies en los sitios webs europeos. Según el texto, no se prohíbe el uso de esta tecnología si no que cada página web debe informar al usuario de qué tipo de cookies se instalarán en su equipo y contar con su consentimiento para poder hacerlo.

El problema de esta directiva para muchas empresas europeas deriva precisamente en su desigual aplicación en los diferentes países miembros de la Unión Europea. Aunque sobre el papel la norma debería ser de obligado cumplimiento desde 2011 en toda Europa, lo cierto es que sólo algunos de los países pertenecientes a la Unión ha aprobado legislación al respecto y únicamente el Reino Unido exige a las empresas con presencia en Internet que realmente cuente con la aprobación de los usuarios para el uso de cookies en sus sitios webs.

En otros países, como es el caso de España, la directiva entró finalmente en vigor en mayo de 2012 al no haberse modificado el régimen sancionador. Esta norma realmente no afecta al funcionamiento de los negocios online por lo que de momento ninguna de las grandes empresas de Internet en nuestro país ha realizado ninguna adaptación de sus procedimientos respecto a las cookies.