compras a través de internet

compras a través de internet

¿Cómo utilizan las mujeres Internet?

Internet forma parte del día a día de las personas, ya que es una forma sencilla y rápida de leer información, hacer una consulta o comprar un producto. Esto es así también entre el público femenino, de cuyo comportamiento digital hablaremos hoy. La acción que más realizan las mujeres en la web es comparar precios, en un 88% de los casos, e informarse, en un 80%, según datos del estudio ‘The Social Wisdom of Wired Women Around the World‘, realizado por MSL Group y Randi Zuckerberg y basado en 3.600 entrevistas a mujeres.

Otro fenómeno que se produce habitualmente es que los consumidores se informen en la Red antes de comprar en una tienda física. Según el informe, un 79% de las mujeres procede de esta manera, por lo que podemos concluir que en estas plataformas se impulsa la venta, aunque finalmente no se haga en ellas.

Por otro lado, las mujeres también se valen de las redes sociales para dar y recibir recomendaciones de productos o servicios o informarse de una forma más personal. Concretamente, un 32% de ellas acude a Facebook para este cometido, hasta un 49% busca inspiración en Pinterest y un 35%, en Flickr. Entre los productos que más compraron vía Internet, están en primer lugar ropa y calzado, y después productos de cuidado personal, comida y otros sanitarios o del Wellness.

El estudio analiza también prácticas de distintos países, como Brasil, China, Inglaterra o EEUU, extrayendo conclusiones como que las mujeres americanas son las que más tiempo pasan en las redes sociales, las chinas quienes más romances online tienen o que la penetración del Social Media es amplísima en Brasil, donde llega al 97% de las mujeres.

Cómo preparar campañas de Navidad para regalos de última hora

Aunque desde mediados de noviembre muchas empresas comiencen a anunciar sus ofertas especiales para las campañas de navidad, siempre hay consumidores que retrasan la compra de los regalos para familiares y amigos. Las compras de última hora suponen un importante porcentaje de las ventas de esta época para los comercios físicos. Si se diseña una campaña adecuada dirigida a aquellos rezagados con sus regalos, los negocios online también pueden sacar beneficio de la procrastinación de los clientes.

Lo más importante a la hora de preparar una campaña para los regalos de Navidad de última hora es tener en cuenta las necesidades de los clientes y cómo la empresa puede ayudarles.

 

Anuncia tu campaña a tus clientes habituales

La competencia por aparecer entre los primeros resultados del buscador o en campañas para “regalos de última hora” puede ser feroz. Si el presupuesto y el tiempo no nos permiten luchar por esos medios, aprovecha la base de datos de clientes habituales y hazles saber las opciones que tienen para adquirir esos presentes que no han tenido tiempo de comprar. Un email comercial enviado en el momento adecuado, unido al anuncio de la campaña en redes sociales pueden resultar más rentables que una pequeña inversión en publicidad online.

 

Crea selecciones de productos en función del plazo de entrega

De nada sirve ofrecer una buena oferta a los clientes el 5 de enero si éstos no recibirán lo que compren hasta después de Reyes. Si, por el contrario, creas una página específica para los regalos de última hora en función del tiempo necesario para su entrega, ayudarás a que los clientes puedan elegir aquellos que si llegarán a tiempo para regalarlos el día indicado.

 

No olvides el empaquetado para regalo

Con los tiempos tan ajustados, el cliente no tendrá tiempo de envolver los artículos para presentarlos como regalo. Ofrecer el empaquetado para regalo será un servicio agradecido por todos los consumidores, que les ahorrará tiempo y preocupaciones.

 

Ofrece descargables

Aunque la empresa sólo venda productos físicos que requieran envío, ofrece la posibilidad a los clientes que compren regalos con envío posterior a Navidad de descargarse e imprimir vales o cheques de regalo personalizables.

Marketing online más allá de los early adopters

Al diseñar y planificar estrategias de marketing online lo más habitual es centrarse en las últimas tecnologías y en plataformas que se hayan convertido en la novedad que esté en boca de todos en el sector. Todo el entusiasmo generado alrededor de una nueva forma de compartir contenido o de las funcionalidades del lanzamiento más reciente de Apple o Google pueden hacer que se pierda la perspectiva del porcentaje real de consumidores a los que se puede llegar si se ejecutan las acciones de marketing centradas en esos aspectos.

En este blog ya hemos tratado en otras ocasiones como el que algo se convierta en Trending Topic en Twitter no se traduce en un éxito a nivel comercial ya que una gran parte de la población no está presente en esta red social. Algo similar ocurre con la mayoría de las plataformas sociales y los dispositivos de hardware, son sólo unos pocos los que están al tanto de las últimas novedades o poseen el gadget con las funciones más avanzadas.

Al diseñar campañas en marketing online es relativamente fácil perder la perspectiva y dejarse llevar por lo que todo el mundo argumenta que será el próximo gran éxito. A no ser que la marca que se tiene que promocionar tenga como público objetivo sólo a los “early adopters” que requieren siempre las últimas tendencias, se debe tener en mente que es probable que la mayoría de los usuarios ni siquiera perciban el más reciente cambio de diseño en Facebook o que prefieran el correo electrónico a la hora enviar sus datos para participar en una promoción.

Vendiendo lujo en Internet

Internet es un fenómeno de masas pero dentro de la red existen miles de pequeños nichos donde llegan a diferentes tipos de consumidores. Al igual que las marcas de gran consumo intentan exprimir al máximo todos los recursos que los medios online ofrecen para hacer crecer sus cuentas de resultados, las firmas de productos de lujo actúan en Internet con el objetivo de llegar a sus clientes.

La forma de realizar marketing y vender en la red para las marcas de lujo se diferencia sobre todo en la forma en la que se trata al cliente final. Los consumidores de productos de alto standing no sólo esperan que aquello que adquieren sea de gran calidad, sus expectativas respecto al servicio postventa son superiores a lo habitual. Cuando el cliente paga un precio alto por adquirir un producto realmente espera que la atención proporcionada por la empresa sea excelente y se adapte a sus necesidades. Por ello, las marcas de lujo en Internet deben hacer un esfuerzo extra porque cada una de las compras que se realice sea una experiencia satisfactoria para los clientes.

Algunas firmas de lujo, como es el caso de Chanel, huyen de la venta online para no desvirtuar la experiencia final de su cliente, en la que se sienta único al adquirir un producto de la marca. Sin embargo, el renunciar al vender directamente en la red no significa que las compañías no aprovechen el restos de los recursos que les ofrece Internet para mejorar sus ventas cuidando hasta el último detalle de su presencia digital con perfiles en las principales redes sociales y sitios web diseñados para servir de escaparate interactivo de sus productos, generando así el deseo de acudir a las boutiques de la firma.

Internet ha hecho posible en los últimos años que las marcas de lujo puedan obtener beneficios no sólo de las ventas a clientes con alto poder adquisitivo. La red ha abierto el campo para otros usuarios que si bien disponen de menos recursos económicos, suponen una fuente adicional de ingresos para estas compañías mediante el mercado de outlet, alquiler de artículos de lujo e incluso la venta de productos de merchandising de estas marcas.

Proceso de compra de los internautas según el Informe Google

Cualquier profesional del marketing tiene claro que no es real afirmar que un determinado anuncio ha provocado un número X de ventas en la web. El proceso de compra en Internet de cualquier usuario están implicados muchos factores desde el momento que el consumidor tiene la necesidad de adquirir un producto o servicio hasta que finalmente se completa la transacción.

Entender el papel que tiene cada uno de los factores que influyen en la decisión final de compra es fundamental para saber qué valor aportan de forma individual al negocio y poder determinar cuál de ellos es prioritario en las estrategias de promoción en Internet.

Para facilitar el proceso de descubrir qué elementos son clave para optimizar el rendimiento de las campañas, Google ha elaborado un informe que recopila datos procedentes de 36.000 empresas diferentes procedentes de 7 países. En este documento se pretende dar una imagen global de cuáles son los pasos del camino que sigue un consumidor hasta que completa una compra en Internet.

El informe titulado “The Customer Journey to Online Purchase” muestra cómo, dependiendo del sector en el que nos movamos, los diferentes canales son parte de una parte del proceso u otra. Así, mientras los anuncios en display para productos tecnológicos se encuadran en la fase de descubrimiento del mismo este mismo formato es uno de los desencadenantes finales de la compra para empresas del sector de la salud y el bienestar. En esta recopilación también podemos saber qué tipo de negocios son los que tienen un proceso de decisión de compra más alargado en el tiempo y en cuáles la mayoría de los ingresos proceden de compras que se realizan en el el mismo día.

Por último, además de ofrecer las conclusiones obtenidas en el estudio, en cada uno de los paneles del informe podemos encontrar consejos sobre cómo configurar los perfiles de Google Analytics para poder obtener los datos específicos para nuestra empresa y así optimizar al máximo los recursos que dedicamos a los diferentes canales de promoción online.

El éxito de Internet es la mejora en la entrega de productos

Según diferentes estudios, estas Navidades en España se han comprado o se comprarán el 45% de los regalos  a través de sitios de comercio electrónico. Esta cifra no es más elevada debido en parte a los plazos de entrega de productos y objetos que compramos en la web. En algunos casos, desde que se realiza la compra hasta que el cliente recibe en su casa aquello por lo que ha pagado pasan varias semanas. Las grandes empresas de Internet son conscientes de que esto es un freno a la hora de que muchos decidan comprar en la red y están dando los primeros pasos para cambiar la situación.

Una compañía que sabe como exprimir al máximo su tienda online  es Amazon. Se han dado cuenta de que muchos de sus clientes no están en la dirección indicada en su pedido en horario laboral y los mensajeros tienen que acudir varias veces para poder realizar la entrega de la compra. Por ello, hace unos meses pusieron en marcha un programa en el que los clientes pueden decidir que los objetos comprados se entreguen en unas taquillas habilitadas al efecto de forma segura. El funcionamiento es similar al de un apartado de correos que se encuentran en diferentes localizaciones de Estados Unidos incluidas algunas tiendas de Staples y RadioShack.

Otra apuesta de la compañía para mejorar los envíos son las entregas express. A modo de test, en algunas ciudades los clientes pueden recibir su compra en el plazo de unas horas. Esta entrega en el mismo día elimina el plazo de espera del comercio electrónico, haciendo posible que incluso las compras por necesidad inmediata se puedan hacer en la web.

En la misma línea de reducir los plazos de entrega, otras empresas como eBay, Walmart o Google cuentan con programas similares. Además la compañía de Mountain View ha comprado recientemente BufferBox para poder competir con el servicio de taquillas de Amazon.

Esta claro que mejorar la experiencia de compra de los usuarios proporcionando una entrega más rápida de los productos es una prioridad para las grandes compañías de Internet y que en un futuro no muy lejano no será necesario planificar las compras con tanta antelación como ahora.

¿Qué compramos los españoles en Internet?

¿Qué compramos los españoles en Internet? Es una pregunta que seguramente muchas personas y empresas se estén haciendo. En medio de la disminución de la actividad económica que todos los sectores de actividad están experimentando en nuestro país en los últimos años, el comercio electrónico sigue demostrando que goza de muy buena salud. Cada vez más ciudadanos apuestan por realizar sus compras a través de la pantalla del ordenador y los datos demuestran que esta tendencia seguirá creciendo en los próximos meses.

Según un estudio del ONTSI (Observatorio nacional de las telecomunicaciones y sistemas de la información), el comercio electrónico creció en España un 19,8% en 2011 respecto al año anterior. Durante 2011, más de 13 millones de ciudadanos realizaron algún tipo de compra en Internet y de los que no habían realizado ninguna transacción online hasta ese momento, casi un 13% aseguraba que estaba dispuesto a comprar online en un plazo corto de tiempo.

Con unos números que destacan que el perfil del usuario de Internet que usa este medio para adquirir productos y servicios es cada vez más variado, también se ha ampliado el abanico de sectores que tienen unas cifras de ventas importantes en comercio electrónico. Si bien el sector turístico sigue siendo el líder en cuanto número de compradores (casi la mitad de los consumidores que realizaron una compra en Internet adquirieron títulos de transporte) otros productos empiezan a despegar en las ventas en Internet. Tras las tradicionales ventas de entradas a espectáculos y eventos, las marcas de ropa y complementos han visto como sus cifras de resultados en Internet ha aumentando vertiginosamente. Otros negocios en los que el consumidor tradicionalmente había sido reticente a comprar a distancia también están experimentando un crecimiento positivo en el comercio electrónico. Cada vez son más los ciudadanos que acostumbran a comprar alimentos online o contratar servicios financieros a través de la web.

Es lógico pensar que con la introducción cada vez mayor de conexiones de alta velocidad en los hogares españoles la variedad de producto que adquirimos en Internet también aumente.

 

Fuente: Red.es