blog coporativo

blog coporativo

La importancia de tener un blog para posicionar negocios locales

Posicionar un negocio a nivel local es un trabajo que requiere constancia y mucha dedicación pero puede resultar más sencillo si te apoyas en herramientas que te ayuden a captar y fidelizar clientes. En este sentido, pocas son tan efectivas como los blogs de empresa si los utilizamos correctamente. En este artículo vamos a mostrarte la importancia de crear un blog a la hora de promocionar un negocio local.

Posicionamiento de un blog para un negocio local

Independientemente de que dispongas de un sitio web corporativo, puedes optar por la creación de un blog para tu negocio de forma relativamente sencilla. Plataformas como Blogger, WordPress, etc. ponen a disposición del usuario herramientas cada vez más intuitivas.

Un blog no sigue reglas diferentes a la hora de posicionar que una web de empresa. Se utilizan palabras clave en el contenido, herramientas y aplicaciones de geolocalización, directorios de empresas, publicaciones en redes sociales, backlinks, reseñas, etc. Sin embargo, cuenta con un as bajo la manga, algo que según buscadores como Google es lo más importante a medio y largo plazo. Se trata del contenido y si en algo destaca un blog frente a una web es precisamente en la posibilidad de crear publicaciones periódicas sobre un sector, capaces de crear comunidad y fidelizar nuevos clientes.

A la hora de crear un blog de empresa debemos tener en cuenta una serie de pasos si queremos sacarle partido, especialmente a la hora de captar nuevos clientes en la zona geográfica donde se encuentra ubicada.

Existen muchas herramientas que te pueden ayudar a aparecer en las búsquedas a nivel local. Google Places es una de las más potentes ya que muchos usuarios utilizan la geolocalización para encontrar tiendas físicas cercanas a su ubicación. Aplicaciones como Foursquare también te permiten hacerte un hueco en el sector a nivel local, igual que los directorios locales y las publicaciones de contenido en redes sociales.

Ventajas de un blog para un negocio local

Como ya hemos mencionado, la creación de contenido nos brinda la posibilidad de captar clientes y crear una comunidad fiel. Esto es posible gracias a las redes sociales, espacios creados especialmente para tal fin. El secreto del éxito radica en la constancia y en la calidad de las publicaciones, ya que ambas nos permiten afianzarnos dentro de nuestro sector.

Las posibilidades de un blog a la hora de publicar contenido son infinitas. No solo informamos a nuestros clientes y usuarios en redes sociales de nuestros productos, ofertas y promociones. Un blog nos permite ser más cercanos a través de publicaciones basadas en consejos, noticias, tutoriales, experiencias en primera persona, etc.

Un usuario suscrito a nuestras publicaciones será más propenso a adquirir nuestros productos en un momento dado y confiará en nuestro criterio antes que en una empresa desconocida. En pocas palabras, un blog nos permite mostrar nuestra cara profesional pero también humana y personal, algo que los usuarios reclaman desde hace tiempo cuando buscan contenidos para el consumo de productos y servicios en Internet.

Imagen: Flickr

Algunas falsas creencias sobre Marketing de Contenidos

Según un estudio sobre los gerentes de Marketing más influyentes del mundo publicado en la revista Forbes, el desafío más importante en sus áreas para 2016 es el Marketing de Contenidos. Si bien hay empresas que ya lo están haciendo y sacando rendimiento de ello, aún hay otras muchas que no. Quizás una de las causas es que haya llegado hasta las marcas una imagen que no es real sobre la disciplina, por lo que hoy nos vamos a centrar en algunas falsas creencias que se tienen acerca del Marketing de Contenidos.

“Solo genera tráfico”

Para muchos, el objetivo de este tipo de actividad para una marca es atraer visitas hacia la web y aunque este efecto es positivo, puede no ser suficiente para apostar por el Marketing de Contenidos de una forma contundente. La realidad es que más allá de generar tráfico web hacia el site de la marca, estas acciones generan imagen de marca, fiabilidad, engagement con los consumidores, interacción y una oportunidad única de establecer una comunicación con los usuarios.

“Los resultados llegarán solos”

Esta es otra de las falsas creencias sobre el Marketing de Contenidos porque se suele hacer mucho hincapié en la parte de la creación de contenidos, pero olvidar la difusión de los mismos. Hacer contenidos memorables es uno de los objetivos, pero llegar a los potenciales clientes de nuestro producto o servicio a través de ellos es otro que no podemos dejar de lado. Por eso, hay que prestar mucha atención a las diferentes formas de divulgar los contenidos que creamos. Esto puede hacerse a través de los canales sociales de la empresa e intentando llamar la atención de influencers del sector, creando un grupo en LinkedIn o Facebook, compartiendo las publicaciones en agregadores de contenidos o en grupos especializados de la temática en las redes sociales.

“Cuantas más publicaciones haga, mejor”

“Publicar regularmente” es uno de los consejos más repetidos acerca de un blog corporativo u de otro tipo, por lo que se aceptado como una de las principales reglas del juego en Marketing de Contenidos. No obstante, no hay que aplicarla dejando de lado otros temas como la calidad, el tomar un tiempo para la difusión de contenidos y para estrechar relaciones con otros agentes del sector o también importan los recursos que estemos dispuestos a invertir en nuestro plan de acción. Por ello, debemos encontrar el ritmo de publicación adecuado para nuestra situación y pensar que todas las publicaciones tienen un objetivo último: vender. Por tanto, será necesario que definamos una estrategia que nos lleve a ese punto.

La automatización no es buena

La automatización en Marketing de Contenidos es el proceso por el cual podemos hacer de forma automática y gracias a la tecnología ciertos procesos, como publicar en redes sociales a diferentes horas desde un mismo momento. Aunque muchos no lo ven natural, es una forma de actuar inteligentemente porque ahorramos tiempo y nos organizamos mejor. Manteniendo el factor humano a la hora de conversar con el cliente no habrá problema en que estas técnicas se perciban frías y en cierto modo, maquinales. La clave de nuevo está en el equilibrio y en hacerlo de un modo adecuado para la realidad de la empresa.