anuncios redes sociales

anuncios redes sociales

Las ventajas de la publicidad en redes sociales

La publicidad en redes sociales ha irrumpido como un modelo beneficioso para las empresas, debido a varias características que la hacen útil a la hora de llegar a los clientes, además de la gestión que se puede hacer en tiempo real y ampliar así aún más sus efectos. Hoy veremos una a una cuáles son estas ventajas y cómo pueden las empresas sacarle el mayor partido.

En primer lugar y quizás la mejor de todas las ventajas es la segmentación. Esta hace que se pueda llegar a los consumidores que conforman el target de la marca. Las redes sociales por su naturaleza tienen una gran cantidad de datos de sus usuarios (edad, sexo, idioma, datos demográficos, intereses y comportamientos de cada uno de los miembros), por lo que las compañías pueden lanzar sus anuncios sabiendo a qué tipo de usuarios va a llegar y pueden así maxificar el efecto de los mismos, controlando estas variables.

En segundo lugar, otra de las características de este tipo de publicidad que convence a las compañías es la flexibilidad y el ahorro de costes que esto supone. En la mayor parte de las redes sociales, se puede controlar el gasto que hacemos cada día, pudiendo elegir qué presupuesto queremos gastar, cuándo y teniendo la posibilidad de interrumpir el proceso si así nos parece oportuno. Esto supone un avance respecto a las campañas de publicidad convencional y hace que empresas de todo tipo, además, puedan invertir en ello.

El contacto en el momento de la captación con el cliente y la fidelización del mismo son dos nuevas aportaciones que nos puede ofrecer este tipo de publicidad. Las redes sociales, al ser plataformas donde se permite la interacción directa con el usuario, suponen una posibilidad de atención al cliente en tiempo real y esto puede hacer que un consumidor se decante por su producto o servicio. Asimismo, la posibilidad de hacer que este usuario vuelva a recurrir a esta marca se multiplica, ya que esta recibiendo un servicio a medida que funciona bien.

Por ejemplo, la publicidad en Instagram se ve como una alternativa a los anuncios de televisión, ya que mediante los formatos de vídeo de treinta segundos, pueden alcanzar un mayor impacto con una inversión mucho más pequeña. Asimismo, Facebook supone sobre todo para las pequeñas y medianas empresas un canal ideal para su promoción, ya que pueden partir también de una inversión pequeña y adaptada en cada momento a sus necesidades.

 

La publicidad en redes sociales se triplicará en los próximos cinco años

Las redes sociales son plataformas donde poder promocionar nuestros contenidos de forma gratuita, pero también canales donde poder publicitar nuestros productos o servicios mediante anuncios. De hecho, hace poco, destacamos que la publicidad móvil se ha convertido en el principal ingreso de Facebook. Un estudio de Bia/Kelsey apunta a que la inversión total en estos canales se multiplicará por tres en los próximos cinco años, concretamente hasta 2018.

Este aumento se refleja en las siguientes cifras: Se pasará de invertir 5,1 mil millones hasta los 15 mil millones que se esperan lograr para 2018. Además, dependiendo de los formatos, se registran también números diferentes: la publicidad nativa de redes sociales crecerá un 38,6%; la publicidad móvil un 38,3%; y la publicidad en redes sociales pero segmentada localmente, un 31%.

También hay diferencias por periodos, lográndose el mayor aumento entre 2013 y 2014, cuando el crecimiento se establece en el 64%, por encima de una media anual del 24%. Este aumento se debe sobre todo a la publicidad nativa y móvil, gracias a las News Feed de Facebook y los tweets promocionados de Twitter y la utilización de los dispositivos móviles no deja de crecer año tras año. Por último, al comparar la publicidad móvil con la de PC, la primera logrará alcanzar a la segunda para 2018, gracias sobre todo al impulso de los anuncios en las redes sociales, cuyo segmento alcanzarán los 7,6 billones de dólares.

Un ejemplo de éxito en publicidad en redes sociales fue el lanzamiento del producto Bí-O de Garnier, que logró un gran impacto con publicidad nativa en Twitter. Concretamente: 13.500 nuevos seguidores gracias a una cuenta patrocinada, 1.793 más por un tweet promocionado y además, 68.300 interacciones y 53.600 menciones por estas acciones y también una tendencia promocionada.