adwords

adwords

Por mucho que me busco… no me veo

Tras el mítico ¿Estudias o trabajas?, la pregunta a la que más veces me he enfrentado como gestor de Adwords, es aquella en la que el cliente me dice:

– Por mucho que me busco, no me veo, ¿por qué?

Independientemente del tiempo que lleves trabajando en una cuenta, el número de visitas, llamadas, formularios o ventas que realice la campaña mensualmente… Siempre llega ese momento en el que todo cliente, al hablar contigo, formula esta pregunta. Acompáñame en este repaso de los motivos por los cuales un anuncio de Adwords deja de mostrarse en determinados momentos o, como ocurre en algunas ocasiones, nunca llega a publicarse.

Tras llevar unos años en esto he aprendido que cuando te hacen esta pregunta lo que mejor funciona es darle la vuelta a la tortilla. Mi respuesta siempre es la misma:

-¿Para qué quieres verte a ti mismo?

-¿Acaso vas a pinchar en tu anuncio para visitar tu web? ¿Te vas a pedir información a ti mismo? o, en un derroche total de recursos…

¿¿Tienes intención de comprarte en tu propia página web??

 

No obstante es importante conocer algunos de los porqués más comunes. Empecemos por la lista de “Sospechosos habituales”:

Son 4 sospechosos los que pueden hacer que no encuentres tu anuncio de Adwords cuando lo busques:  

 

1. Orientación geográfica y de idioma

Sí, parece una tontería. Una obviedad si lo prefieres, pero no será la primera vez que un cliente desde Madrid no puede ver su campaña publicada en Valencia… Normal. Recuerda que AdWords, permite seleccionar países, regiones e idiomas a los que deseamos impactar. Encontrarnos fuera de la ubicación geográfica o emplear un idioma distinto al definido nos impedirá ver nuestros anuncios.  

 

2. Configuración de la publicación En esta película participan dos actores distintos a los que hay que prestar atención: “Forma de Publicación” y “Programación de Anuncios”. La primera se centra en la velocidad con la que se muestran los anuncios. Si es “acelerada” puede que el presupuesto se consuma en unas pocas horas… y sin dinero para el resto del día no hay campaña. Si la forma de publicación es “Regular en el tiempo”, el propio sistema deja de publicar anuncios cuando el presupuesto comienza a consumirse con cierta rapidez con el objeto de garantizar que no se agote el dinero antes de cubrir todo el día. Mediante la “Programación de anuncios” definimos las Horas/Días en las que estamos “en el aire”. Siempre que te busques, asegúrate de que la hora/día en la que lo haces, la campaña está publicándose.  

 

3. Se ha alcanzado el presupuesto diario

Cuando la campaña consume el presupuesto asignado para el día deja de publicarse. Fácil, sencillo y directo. Las cosas claras: No existe presupuesto que permita estar todos los minutos de las 24 horas del día visible.  

 

4. Bajo proceso de revisión

Regularmente, por motivos de seguridad, Google realiza procesos de revisión sobre las cuentas de Adwords con el objetivo de comprobar que el gestor está portándose bien, que se respetan las políticas, que no se hacen trampas, por temas de facturación… durante estos procesos de revisión, los anuncios no se publican. En cuanto estos procesos finalizan todo vuelve a la normalidad. Ojo con esto: Este tipo de procesos pueden llegar a durar hasta 72 horas. Si el plazo se alarga más de ese tiempo ¡Ya estás tardando en llamar a Google porque algo ha pasado!  

 

Tras los “Sospechosos habituales” están los “sospechosos no tan habituales, pero que son más habituales de lo que creemos”:

Búsquedas reiteradas

Si realizas muchas búsquedas, en poco tiempo, sobre la misma palabra clave y nunca pinchas en ningún anuncio, el sistema entiende que la temática de éstos no son relevantes para ti por lo que deja de mostrarlos.

 

Exclusiones de IPs

Esta es la típica cosa que se hace (debería hacerse) y luego se olvida que se ha hecho.

Es muy común – especialmente en clientes de cierta envergadura – que se excluyan las IPs de los miembros de la propia organización.

Los anuncios nunca serán visibles desde equipos cuya IP está bloqueada en la campaña.

 

Otros Problemas

El pequeño cajón “desastre” que contiene todo aquello que es más específico, ya que puede afectar sólo a partes de una cuenta, pero no a toda ella. Cosas como: contenido etiquetado como “no apto para menores de 18 años”; URL de destino rota, incumplimiento de las políticas de Google, etc, etc, etc…

 

Una forma de detectar este tipo de conflictos consiste en consultar la columna “Estado” de los anuncios de la cuenta. Si existe un motivo por el cual el anuncio no se muestra, la herramienta te dará “pistas” del motivo. Ofreciendo “valiosos” consejos para solucionar el problema:

Adwords

Una última reflexión que deseo compartir contigo (lo mínimo que puedo hacer si has llegado hasta aquí).

Como cliente nunca debes medir el éxito de un ejercicio en Adwords en base a si te ves o no te ves, ya que el triunfo de una campaña va por otros derroteros.

Como gestor cualificado has de ser capaz de dar argumentos más que suficientes para que tu cliente entienda cómo funcionan este tipo de campañas. Debe quedar claro que el éxito reside en los clics, las conversiones, el CTR o las veces que suena el teléfono en la oficina de tu cliente (dependerá de los objetivos establecidos)… no en que se vean en 1ª posición siempre que se busquen.

Si llegados a este punto, como cliente, aún quieres buscarte y ver tus anuncios en la parrilla de Google – que es muy lícito, no me malinterpretes – me gustaría aconsejarte que uses el Google AdPreview. En unos sencillos pasos podrás recrear la búsqueda de la palabra clave que desees en cualquier ubicación, dispositivo, dominio o idioma. Y lo más importante: Sin que el número de consultas que realices interfiera con los resultados reales de la campaña.

 

Si te apetece, otro día, hablaremos sobre “La obsesión: Ser el 1º vs. Estar donde debo.

 

 

Adwords y Analytics: juntos para mejorar el ROI

Una de las grandes ventajas que nos ofrece Adwords en comparación con otros sistemas de publicidad, es la cantidad de información que nos ofrece con la que poder medir la eficacia de nuestras campañas. Esto es muy interesante para saber donde podemos mejorar, y si trabajamos con Adwords y Analytics el éxito está asegurado.

Adwords 

La propia plataforma de Adwords, nos permite analizar un conjunto de variables con las cuales poder conocer la calidad y la rentabilidad de nuestras campañas. Se podría distinguir dos tipos de variables:

Cualitativas: nos ayuda a valorar la calidad de la cuenta. En este grupo podríamos englobar métricas como el CTR o nivel de calidad.

Cuantitativas: Nos permite ver el rendimiento y la rentabilidad. Son variables como clics, CPC o CPM medio, coste, conversiones, coste por conversión, valor de la conversión…

Gracias a la correcta interpretación de este conjunto de datos podemos conocer la eficacia de nuestras campañas y saber qué elementos nos proporcionan un ROI mayor.

Uno de los principales objetivos de cualquier empresa es conseguir que el ROI sea lo más elevado posible. Para poder optimizar las campañas y obtener beneficios, es muy importante comenzar haciendo un análisis más exhaustivo que nos permita conocer cuáles son los pasos que debemos dar de una manera acertada y que nos dirijan hacia este fin.

Analytics

Analytics es una poderosa herramienta que nos permite evaluar todos los elementos relacionados con las campañas y con nuestra web. Para poder realizar este análisis es necesario:

1. Conocer el rendimiento de todos los elementos de la cuenta de Adwords (desglosado por campaña, grupo de anuncios, palabras clave, etc.), fijándose en el número de visitas, páginas vistas, duración media de la visita, tasa de rebote y flujo de visitantes, entre otras, con la finalidad de saber qué elementos proporcionan mejores resultados y conocer el comportamiento del usuario proveniente de estas campañas.

2. Tener configurada la cuenta de tal manera que podamos medir y evaluar los objetivos (entendidos como ventas, suscripciones, solicitudes, registros, reservas, etc.).

3. Configurar los embudos multicanal. Así, podremos saber cómo se combinan las diferentes fuentes de tráfico para lograr ventas y conversiones. Podremos saber, por ejemplo:
– Las conversiones según el canal.
– Los canales que han contribuido a las conversiones.
– Las rutas de conversión.

4. Cuando uno de los objetivos sean las ventas directas, es imprescindible tener configurado el seguimiento de comercio electrónico. De esta forma podremos conocer datos como:
– Las transacciones que se han realizado.
– Rendimiento de ventas y productos.
– Ingresos.

Una de las grandes ventajas que nos ofrece Analytics, es la posibilidad de obtener todos estos datos diferenciados por elementos de la cuenta de Adwords: campaña, grupo de anuncios, palabras clave, anuncios, urls, etc.
Gracias a esto podremos saber con detalle qué elementos generan conversiones y nos interesa potenciar y cuáles no.

Realizar un análisis teniendo en cuenta todas estas variables, nos va a ayudar a tomar decisiones eficaces sobre nuestras campañas de Adwords, lo que contribuirá a obtener un mayor ROI.

¿Debo pujar por mi marca en Adwords? Parte II

Parte II del artículo ‘¿Debo pujar por mi marca en Adwords?’

Hace un tiempo os hablamos de las ventajas comerciales de pujar por mi marca en Adwords. Para completarlo, en esta ocasión os vamos a hablar de los beneficios técnicos de realizar esta práctica. Y es que no podemos perder clientes porque el SEO no me muestra si mis clientes me buscan con “v” en lugar de con “b”, o ponen mi nombre separado cuando es junto. Si nuestra competencia cae en este detalle es más fácil que perdamos al usuario ya que el producto, servicio u oferta es el que le ha llevado a realizar su consulta y no tiene muy claro cómo nos llamamos.

Beneficios Técnicos de pujar por tu marca en Adwords

Analicemos ahora los beneficios técnicos que pujar por nuestra marca nos aporta.

  • Relevancia: Todos los valores de CTR que vamos a conseguir van a ser altísimos. Por experiencia personal hablo de rangos superiores al 40-50% en cada una de las palabras que compongan nuestra campaña de Branding.
  • Calidad: Todas las palabras clave que pujen por nuestra marca no tardarán en conseguir la máxima puntuación en este rango: 10 sobre 10. Gracias al altísimo rango de CTR que he mencionado anteriormente.
  • Coste por clic: La suma de Calidad y Relevancia (junto a otro millón de cosas más) repercute en el CPC de las palabras que componen este tipo de campañas. Todas las keywords de marca son muy económicas. Es el tráfico más barato que se puede comprar ya que su CPC suele rondar los 0,04€… barato y relevante.

¿Y sabes los mejor de todo?

Que por pequeña que sea nuestra campaña de Marca sus resultados tienen repercusión sobre el resto de campañas que componen la cuenta.

Los elevadísimos CTRs de esta campaña forman parte del histórico de todo el ejercicio. Por lo que a la hora de calcular la calidad de la campaña se tiene en cuenta. Esto nos puede llegar a permitir reducir el CPC del resto de campañas.

Pujar por nuestra marca puede conseguir que paguemos menos por el resto de palabras que componen la cuenta.

¿Qué quiere decir esto? Esto quiere decir que al pujar por nuestra propia marca incrementamos el rendimiento del ejercicio de forma palpable:

– Reducción de costos; incrementos de calidades, tráficos, relevancias; mejora de posiciones medias…

Como de otros no tan palpables:

-Presencia web, defensa frente a la competencia, no perdemos presencia por misspellings

 

¿Y tú qué opinas?

¿Debo pujar por mi marca en Adwords?

Todos los que nos dedicamos a la gestión de cuentas de terceros nos hemos enfrentado ante la pregunta de un cliente:

¿Por qué debo pujar por mi marca?

 O la variante que pasa de la interrogación a la rotundidad:

– No quiero pujar por mi marca, ya salgo el primero si me buscan (SEO).

Lo lógico es que la respuesta sea un rotundo:

–Sí. Es importante pujar por tu propia marca. Aunque estés el primero, segundo, tercero y cuarto en orgánico. De hecho cuanto mejor posicionado estés de manera natural y más posiciones ocupes en la parrilla de orgánico, más importante es pujar por tu marca.

Todo se puede resumir a: Coste vs. Beneficio.

¿En qué me beneficia pujar por mi marca?

Los beneficios de la puja siguen dos líneas: Una meramente comercial (Branding) y otra puramente técnica (Optimización).

La satisfacción de ambas se traduce en una mayor potenciación de marca y mejora de resultados – y ahora la parte que más le gusta al cliente – sin que sea necesario un esfuerzo extra de inversión.

Ventajas comerciales:

  • Incremento de visibilidad: Google reserva un espacio fijo y preferencial para Adwords. En muchas ocasiones este espacio (los 3 primeros puestos) se muestran por encima de los resultados naturales (SEO). Cuantos más espacios ocupemos en la parrilla de resultados, menos espacio tendrá nuestra competencia para hacerlo – utilizando nuestro nombre -.
  • Competencia: Registrar nuestra marca en Google es un primer paso, pero solo impide que nuestra competencia pueda utilizar nuestra marca en los textos de los anuncios. Nada les restringe usarla como palabra clave y mostrar sus campañas con ello. ¿De que sirve que tu SEO ocupe los primeros (o todos) los resultados naturales si aparece un anuncio de Adwords por encima de ellos con una oferta mejor que la nuestra? ¿Y si en lugar de un competidor hay 10 competidores con ofertas mejores o iguales a lo que ofrecemos? Si pujamos por nuestra marca, reducimos el espacio que pueden utilizar contra nosotros. Podemos ser mucho más atractivos que la competencia utilizando mensajes personalizados. Cuanto menor sea la visibilidad de nuestra competencia más posibilidades tenemos de no perder a un potencial cliente.
  • Mensajes personalizados: Los usuarios que buscan nuestra marca ya nos conocen, por lo que podemos emplear los anuncios de Adwords para enviar mensajes personalizados, ofrecer promociones, presentar ofertas, etc., que refuercen la presencia de SEO.
  • Enlaces de ubicación: Si nuestro negocio tiene una ubicación física es muy recomendable indicarlo siempre,  principalmente por dos motivos: Que nuestros potenciales clientes sepan dónde encontrarnos y, en segundo lugar, porque al realizar la búsqueda aparecerá nuestro negocio en Google Maps en el margen derecho, desplazando los anuncios de nuestra competencia un par de puestos hacia abajo.
  • Enlaces a sitios web: Los anuncios de Adwords pueden mostrar hasta 6 enlaces a la web. Si conocemos nuestro negocio sabremos cuál/cuáles son los productos estrella y por el que nuestros usuarios nos conocen. Gracias a estos enlaces podemos llevar a nuestro posible cliente al producto que busca. Otra ventaja que tiene este tipo de extensión es que al presentar los 6 enlaces (3 líneas de texto + el propio texto del anuncio) desplaza todos los resultados naturales hacia abajo.
  • Clic to Call: Si nuestra estrategia incluye una campaña para dispositivos móviles con navegadores de internet completos podemos habilitar el Clic to Call. Esto quiere decir que el anuncio de Adwords incluye el teléfono de nuestra empresa. Con un solo clic el usuario se pone en contacto con nosotros, y solo por pujar por nuestra marca.
  • Misspelling: Es muy importante que tengamos en cuenta este fenómeno en el momento de diseñar nuestra campaña de marca. Especialmente porque muchos anunciantes no conciben que los usuarios no sepan cómo se llaman o cómo se escribe su nombre, por lo que pujar por tu marca ‘modificada’ no es tan mala idea. Muchos de mis clientes realizan campañas en TV, prensa y radio además de Internet. Los usuarios se quedan con el mensaje, producto u oferta, pero no siempre con el nombre del anunciante, por lo que a la hora de buscarlo en Internet:

           – Sonaba a algo como… – Creo que es con “v”… – Mira si se escribe todo junto…

 

Si os ha interesado este artículo podéis leer la segunda parte aquí: ¿Debo pujar por mi marca en Adwords? Parte II