Publicidad encubierta en Internet, ética y legalidad
aaa2

Publicidad encubierta en Internet, ética y legalidad

Hace unas semanas una campaña puesta en marcha por Danone para promocionar sus yogures helados generó una gran polémica entre todos aquellos relacionados de una u otra manera con el mundo de la publicidad y el marketing.

La campaña, etiquetada con el hastag #porfincalor, consistía en la publicación de mensajes en Twitter por parte de un grupo de personajes conocidos con una foto en la que se les veía con un envase de Yolado. La principal queja de muchos fue que a pesar de tratarse de un mensaje promocional por el que los famosos habían cobrado, no se dejaba claro a los usuarios que realmente se tratara de un tuit patrocinado.

No es la primera vez que existe discrepancia en torno al uso publicitario de los perfiles de personajes conocidos en redes sociales o en blogs. Más allá de la posible ilegalidad de estas prácticas que podrían considerarse publicidad encubierta si consideramos que los medios sociales e Internet sean medios de comunicación, la discusión también afecta a la ética del personaje a la hora de recomendar un producto que realmente no es de su gusto, como en el reciente caso del tenista David Ferrer en el que se podía comprobar que su tuit sobre las maravillas del nuevo teléfono de Samsung estaba siendo publicado desde un iPhone.

Un aspecto más a tener en cuenta cuando se habla de regulación de estas prácticas es si el usuario medio.

Comparte:Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0

Sobre el autor:

administrador