La optimización del ratio de conversión es vital para tu negocio
aaa2

Por qué la optimización del ratio de conversión es vital para tu negocio

Categorías: Marketing digital

El 71,2% de la población española está habituada a navegar por la red, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). De ahí que el comercio electrónico no deje de crecer y registre cifras cada vez más positivas. No obstante, cada vez hay más competencia en los diversos sectores y los negocios, más allá de estar presentes online, tienen que aportar ventajas que otros competidores no ofrezcan. Para ello, lo ideal es establecer una estrategia de optimización del ratio de conversión, que será clave para el crecimiento de una marca aplicando el conocimiento extraído de la propia actividad de la compañía.

Se persigue la adopción de una estrategia de optimización de la tasa de conversión (CRO), con el objetivo de maximizar los ingresos por el aumento de la tasa de conversión; esto es, que de los clientes que entran interesado por nuestro producto encuentren el camino más fácil para acabar haciendo efectiva la compra.

Para optimizar el ratio de conversión y lograr, en definitiva, mejorar las compras del usuario en la web, se busca fundamentalmente eliminar las distracciones que se puedan presentar en la web y aportar valores añadidos para animar a esos usuarios a hacer la acción que desamos. Para ello, debemos estudiar cómo es actualmente la conversión y pensar si en algún modo se puede mejorar. Debemos saber en un primer momento, cuantos pasos necesita el consumidor para hacerse con el producto. Esto es, cuantos clics hace desde la home hasta la página de compra del pedido. Si comprobamos que hay muchas fases y podemos acortarlo, deberíamos hacerlo. Cuanto más sencillo resulte, más animará a los usuarios a comprar.

Otra de las claves fundamentales es el tiempo de carga de la página, ya que una de las cosas que más echan para atrás a los usuarios es perder el tiempo en el proceso de compra. Asimismo, se debe favorecer la situación a los consumidores cuando se equivocan, señalando en rojo el problema y permitiendo que lo subsane en el momento. Por último, en la parte más técnica, hay que probar todas las plataformas, dispositivos y navegadores para comprobar que no dan problemas y que se posibilita el proceso desde diferentes lugares.

Pero una clave fundamental es sin duda valorar las visitas que se producen en la web, qué funciona y qué no; para saber lo que se debe potenciar. Por ejemplo, estudiar cómo se comportan las visitas nuevas y las recurrentes es fundamental para tomar decisiones en el futuro, así como analizar el tráfico que procede de las diferentes fuentes para valorar acciones. Porque existen técnicas de optimización del ratio de conversión, pero en la gran mayoría de los casos se trata de establecer hipótesis, comprobar cuál funciona mejor y luego implementar el cambio que resulte más beneficioso para el negocio, como si fuera un experimento científico.

Una manera también de hacer crecer el negocio sin invertir más dinero si no aplicando técnicas útiles para la marca.

 

Comparte:Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on LinkedIn20Share on Google+0

Sobre el autor:

Irene Somoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

captcha

Please enter the CAPTCHA text

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>