La economía colaborativa de la era 2.0
aaa2

La economía colaborativa de la era 2.0

Facilitar el contacto entre personas con intereses comunes, pero que no se conocían, es una de las consecuencias de la popularización de los medios sociales en la red. Al calor de estas nuevas posibilidades de comunicación han surgido en los últimos tiempos gran variedad de proyectos que modifican sustancialmente el concepto de transacciones comerciales entre empresas y clientes que se habían establecido durante el siglo XX.

El hecho de que el mundo desarrollado esté sufriendo una crisis económica sin precedentes ha contribuído a que muchas personas busquen formas alternativas de conseguir aquello que necesitan, creando la economía colaborativa 2.0. La red ha permitido que florezcan nuevos movimientos sociales en los que el trueque y la colaboración entre individuos son la característica principal.

Economía colaborativa 2.0: ¿en qué consiste?

Cada vez son más quienes recurren a Internet para conseguir los objetos que desean o cubrir sus necesidades directamente de otras personas sin que en muchos casos haya una transacción comercial formal entre ellos. Haciendo que se haya producido un cambio de mentalidad respecto al consumo de bienes y servicios en un porcentaje significativo de la población.

El turismo es uno de los sectores en los que este nuevo concepto ha calado profundamente. Los viajeros realizan intercambios de casas, utilizan servicios como Couchsurfing o recurren a ciudadanos de los lugares que visitan para que hagan de guías. Aunque en principio el principal motivo que pudiera atraer a los turistas hacia estas alternativas fuera económico, al tener costes mucho más bajos que los circuitos tradicionales, muchos de los que eligen esta forma de viajar en la actualidad también lo hacen movidos por el deseo de tener un contacto más real con el destino visitado y no sólo una experiencia turística.

Los gobiernos y administraciones de todo el mundo son conscientes de la existencia de estos movimientos que no encajan en la forma tradicional de negocios e intentan regular su funcionamiento para evitar que se escapen a su control. Sin embargo, el proceso para legislar siempre es más lento que la sociedad y, en tiempos de Internet, esta distancia puede ser insalvable.

 

Comparte:Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on LinkedIn9Share on Google+2

Sobre el autor:

administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

captcha

Please enter the CAPTCHA text

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>